Amnistía Internacional pide a Noruega que detenga la expulsión de tres jóvenes hermanos no acompañados a Afganistán

Escrito por Hans Dahle
Publicado el

El gobierno noruego debe parar de inmediato la expulsión de un muchacho de 16 años y de su hermana y su hermano a Afganistán, donde correrían un gran riesgo de sufrir violaciones graves de derechos humanos; así lo ha manifestado ayer Amnistía Internacional.

El pasado sábado, Eshan Abbasi, de 16 años, su hermana Taibeh, de 20, y su hermano Yasin, de 22, fueron expulsados junto con su madre de Noruega a Estambul. La madre va a ser presumiblemente devuelta a Noruega por motivos de salud, pero sus hijos corren peligro de traslado inminente a Kabul en avión.

“Arrancar a estos tres jóvenes hermanos de las comunidades donde llevan viviendo más de siete años y expulsarlos a una zona de guerra sin acompañamiento es un abuso de autoridad inadmisible”, ha dicho Massimo Moratti, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa.

“Afganistán no es un país seguro al que retornar y, si esta expulsión cruel e innecesaria se lleva a cabo, separará a la familia, pondrá en peligro la vida de los tres jóvenes y les robará su futuro.”

Nacida en Irán de progenitores afganos, Taibeh Abbasi huyó a Noruega con su madre y sus hermanos en 2012. Es una valiente defensora de los derechos humanos, que alza la voz en favor de su familia y cuenta con el pleno respaldo de su comunidad local de la ciudad de Trondheim.

El gobierno noruego ha justificado la expulsión de la familia asegurando que Afganistán es un país seguro al que retornar. Los índices récord de violencia documentados en todo Afganistán contradicen esta afirmación. Anteriormente en el mes, el Instituto para la Economía y la Paz describió Afganistán como el país “menos pacífico” del mundo.

Se desconoce el paradero de la familia en Estambul, pero se cree que no tienen acceso a información ni contacto con el mundo exterior desde que fueron subidos a un avión a primera hora del sábado.

“Esta expulsión es representativa de las políticas crueles y embrutecedoras de muchos gobiernos europeos, que cierran los ojos ante la realidad de la vida en Afganistán para poder incrementar el número de devoluciones”, ha dicho Massimo Moratti.

“Noruega debe revocar de inmediato esta desalmada decisión y permitir que los hermanos vuelvan a su casa y con sus amigos de Noruega, y asimismo debe poner fin a la devolución ilegal y peligrosa de todas las personas solicitantes de asilo a Afganistán. Las autoridades noruegas y turcas deben garantizar que la familia puede comunicarse con el mundo exterior y recibir información, asesoramiento jurídico y apoyo de organizaciones.”

Información complementaria

Según la información recibida, hay 10 agentes de la policía de inmigración noruega en Estambul para escoltar a los hermanos hasta Kabul.

Desde 2017, más de 280.000 personas han firmado una petición de Amnistía Internacional que instaba al gobierno de Noruega a no expulsar a Taibeh y su familia.

Al parecer, Noruega deporta a más personas afganas que ningún otro país europeo, no sólo en proporción a su población, sino en términos absolutos. Según las autoridades afganas, el 32% de las devoluciones desde Europa (97 de 304 personas) registradas en los cuatro primeros meses de 2017 se hicieron desde Noruega.

En 2018, las Naciones Unidas documentaron el mayor número de víctimas civiles en Afganistán hasta la fecha, incluido el mayor número de niños y niñas muertos que se ha registrado nunca en el conflicto. Hubo casi 11.000 víctimas, entre ellas 3.804 personas fallecidas y 7.189 heridas.

La familia regresa a Noruega - autoridades afganas rechazaron su entrada al país

El grupo de apoyo a la familia en Trondheim ha informado que los hermanos Abbasi tomarían un vuelo de vuelta a Oslo en el transcurso de este martes y que no se sabe a dónde se iban a dirigir después de llegar a Noruega.

Ragnhild Jensen encargada del grupo de apoyo familiar ha declarado que los hermanos habían sido informados de que volarían de regreso a Oslo.

Jensen asegura que los hermanos estaban esperando que el avión que los llevaría de Estambul a Kabul cuando obtuvieron la noticia del regreso a Noruega.

"Taibeh me llamó pasada la medianoche, justo después de que se enteraron de que no iban a volar a Kabul. Es casi irreal porque estaban seguros que Kabul iba a ser su próxima parada", señala Jensen.

La noche del pasado lunes, la Unidad de Inmigración de la Policía noruega (PU) informó que la deportación de los hermanos Abbasi, Yasin (22 años), Taibeh (20 años) y Ehsan (16 años) había sido cancelada debido a que las autoridades afganas rechazaron su entrada al país. Ahora se está trabajando para que la familia regrese a Noruega lo antes posible.

Ni el grupo de apoyo, ni el abogado defensor de la familia, Erik Vatne ni la novia de Yasin Abbasi, Gabriele Rocyte (21 años), saben qué pasará con los hermanos después de que regresen a Noruega, si van a ser enviados al centro de recepciíon de migrantes en Trandum, al norte de Oslo o a Trondheim, la ciudad donde la familia ha vivido desde el año 2012 y donde han recibido un fuerte apoyo por parte de los ciudadanos.

Los medios noruegos han informado que la madre Atefa Rezaie se encontraba inconsciente en el momento de su detención y durante el viaje de Noruega a Turquía, lo que ha sido confirmado por la policía. Este hecho ha causado rechazo por parte de La Asociación de Médicos de Noruega.

(Amnestía Internacional, VG, Aftenposten)

Ver noticia en el diario noruego Adressa

Ver noticia en el sitio de Amnistía Internacional

Ver comunicado de la policia noruega acerca de la deportación