Autoridades de Noruega dedican conferencia para explicar a niños el coronavirus

Publicado el

Ante el avance de la pandemia del COVID-19 en todo el mundo, el Gobierno de Noruega decidió dirigirse a los niños, un grupo poblacional con el cual no es común que mandatarios o funcionarios de alto nivel conversen.

La primera ministra Erna Solberg convocó el lunes a una conferencia de prensa exclusiva para los niños sobre el nuevo coronavirus, a la que los periodistas no tuvieron acceso, ya que el objetivo era que los menores preguntarán directamente a la mandataria y manifestarán sus dudas y preocupaciones.

La crisis de salud global por el COVID-19 ha causado conmoción por sus consecuencias presentes y a futuro, debido a la incertidumbre que presenta un nuevo virus del cual se continúa investigando y desarrollando una vacuna.

Aunado a lo anterior están las medidas que una gran cantidad de países han implementado como: la restricción del libre tránsito, el auto aislamiento, las cuarentenas, la suspensión de actividades educativas y económicas, cancelación de eventos públicos, alterando así el ritmo cotidiano.

Ante esto los niños externaron inquietudes como las siguientes:

¿Qué pasará con la fiesta de cumpleaños que llevan meses esperando? ¿Afectará el virus a sus mascotas? ¿No ir estas semanas a clase significa que tendrán menos vacaciones de verano? ¿Hasta cuándo tendrán que estar con mamá y papá en casa, y sin poder ver a los abuelos?

Para dar respuestas se requirió de tacto, sensibilidad y paciencia, con el fin de que la audiencia permanezca tranquila. La primera ministra comenzó:

“Esto está dando miedo a muchos niños. Lo entiendo perfectamente. De hecho, puedes estar un poco asustados, están sucediendo muchas cosas grandes a la vez. Está bien tener un poco de miedo a ser contagiado con el coronavirus, pero sabiendo que es inofensivo para la mayoría de nosotros. Los niños solo se ponen un poco enfermos, pero quedarse en casa ayuda a otras personas a no contagiarse”.

La dirigente del Ejecutivo, así como el ministro de Asuntos de Infancia y Familia, Kjell Ingolf Ropstad, y la ministra de Educación, Guri Melby escucharon atentamente y respondieron con calma cada una de las preguntas que muchos niños escribieron en el portal oficial del Ejecutivo o enviaron por correo electrónico. Las respectivas preguntas fueron leídas por una funcionaria y la rueda de prensa se transmitió en vivo.

Uno de las cuestiones que más inquietud provoca en los niños del país es como ayudar en la crisis ante el coronavirus, a lo que Solberg respondió: “Muchos pueden sentirse muy solos ahora que están obligados a estar en casa. Aquellos que se sienten un poco solos durante la rutina, pueden sentirse más solos aún ahora en estas circunstancias. Los puedes llamar por teléfono, o por internet, y hacer algo divertido juntos, aunque no estés juntos en persona”.

El ministro Ropstad les recordó la importancia de cuidarse mutuamente, y sobre los cumpleaños o visitas a amigos dijo:“Puede estar bien, pero es importante tener cuidado. Quizás sea más prudente posponer la celebración en sí a un momento en el que más personas puedan ir a la fiesta, para que puedas tener una gran celebración de cumpleaños”.

La ministra de Educación remarcó consejos de higiene básicos: “Lavarse siempre las manos antes de salir y al volver a casa, antes de comer y antes de ir a ver a alguien, la higiene de las manos es lo más importantes en este momento”.

¿Y LAS VACACIONES?

Una niña preguntó si los animales podrían enfermarse con el COVID-19, a lo que se le dijó que es un hecho que “no se sabe con certeza, pero que, en principio, se cree que no”.

Sobre visitar a otras personas o a los abuelos, Ropstad les comentó: “Los adultos sanos no enferman de forma grave, pero el coronavirus es peligroso para las personas que tienen enfermedades graves y puede ser peligroso para los que son muy mayores. Por eso tenemos que hacer lo posible para que no se contagien”.

Y acerca de que se podrían suspender clases durante más de 14 días se les indicó “algo que no puede responderse con seguridad, pero que podría ocurrir”.

En cuanto a las vacaciones de verano, la mandataria aclaró que la suspensión de clases como medida preventiva ante el COVID-19 no afectará la cantidad de días de descanso, pero “las vacaciones pueden ser diferentes a lo planeado este año, por lo que deben estar preparados para ello, [aunque] ¡en Noruega también se puede pasar un verano muy agradable!”.

Finalmente Solberg les recordó: “Tenemos excelentes enfermeras y médicos que nos cuidan y ayudan, pero es mejor que la mayoría de las personas no contraigan el virus y esa es la razón por la que se cancela y se cierra todo. Porque si no nos vemos, no nos contagiamos”.

Por el nuevo virus Noruega ha invocado poderes de emergencia para cerrar instituciones públicas y privadas, incluidas escuelas y jardines de niños.

Con información de Cadena Ser