Países nórdicos: Cómo se enfrentan al coronavirus Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia

Publicado el

Líderes en felicidad, educación, seguridad, igualdad y salud. Modelos mundiales en una multiplicidad de temas. Los países nórdicos, sin embargo, aún no han dado en la tecla cuando se trata de contener el avance del nuevo coronavirus. De hecho, Noruega se encuentra número 13 en cantidad de casos positivos con 2385, Suecia en el puesto 14, con 1934, Dinamarca está en el puesto número 17 con 1525 contagiados, según la herramienta de monitoreo de la Universidad John Hopkins. Finlandia, ocupa el lugar 30 de la lista, con 626 infectados, mientras que Islandia ha registrado 568 contagiados y está en el lugar número 34 de la lista..

Hace solo un par de semanas, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin , acompañada por la ministra de Asuntos Sociales y Salud, Aino-Kaisa Pekonen, la ministra de Asuntos Familiares y Servicios Sociales, Krista Kiuru, y la ministra de Finanzas, Katri Kulmuni, participó de una conferencia de prensa y anunció que no había una epidemia en Finlandia y que, por lo tanto, no había mucho por hacer. En ese momento, solo había dos casos confirmados de Covid-19 en el país.

El jueves pasado, sin embargo, las mismas ministras volvieron a hablar con los medios, ahora para anunciar que no se puede detener el brote en Finlandia y que el objetivo es frenar su progreso . El país tiene ahora 400 casos confirmados -aunque ningún muerto-, lo que probablemente sea una subestimación, ya que "los criterios de prueba en Finlandia se han endurecido", según informó el Helsinki Times.

En Suecia, guarderías y escuelas primarias permanecen abiertas, los negocios también siguen abiertos, y lo único que se ha decretado es la prohibición de los actos con más de 500 personas.

Pero tanto Finlandia como Suecia y Noruega tienen una ventaja: cuentan con sistemas de salud altamente eficaces, calificados entre los mejores del mundo ; lo que les facilita la titánica tarea de combatir el virus. Asimismo, los tres está bien abastecidos con equipos de protección personal y medicamentos, según informaron las autoridades.

Finlandia

El Gobierno de Finlandia ha decretado el estado de emergencia y ha anunciado un paquete de medidas que incluye el cierre de las fronteras y la clausura de todos los centros educativos del país para frenar la expansión de la epidemia de coronavirus.

El anuncio fue realizado en una rueda de prensa a la que asistieron las cinco mujeres que lideran los partidos de la coalición gubernamental de centro-izquierda, con la primera ministra Sanna Marin a la cabeza.

El decreto, que debe ser refrendado el martes por el Eduskunta (Parlamento finlandés), estará en vigor hasta el próximo 13 de abril y supone la aplicación del estado de emergencia por primera vez en la historia de la nación nórdica, según explicó la ministra de Justicia, Anna-Maja Henriksson.

Las medidas aprobadas tienen como objetivo proteger en lo posible a la población de la epidemia, especialmente a los ciudadanos de más edad, y salvaguardar el funcionamiento de la sociedad y la economía, asegura el Ejecutivo.

El decreto establece el cierre de las escuelas, institutos de bachillerato, centros de formación profesional y universidades de todo el país a partir del miércoles y durante un mes, salvo contadas excepciones.

No obstante, se mantendrán abiertas las guarderías y centros de preescolar para permitir que los padres a quienes no les sea posible trabajar de forma telemática puedan acudir a sus centros de trabajo.

El Ejecutivo prohibió las reuniones de más de diez personas y recomendó evitar acudir a lugares públicos sin una razón de peso, mientras que decretó el cierre de museos, teatros, bibliotecas, instalaciones deportivas y otros centros de esparcimiento.

También estarán prohibidas las visitas a los asilos de ancianos y otros centros donde residan grupos de riesgo, quienes deberán guardar cuarentena para su propia seguridad.

Asimismo, el decreto establece el cierre de las fronteras al tráfico de personas -no al de mercancías- en cuanto sea posible, a excepción de los ciudadanos finlandeses o residentes en Finlandia que quieran regresar al país.

La restricción de movimientos también supondrá que las personas residentes en Finlandia no podrán salir del país, excepto quienes vivan en las zonas fronterizas con Suecia y Noruega y tengan obligaciones laborales o de otro tipo en estos países.

Dinamarca ha anunciado el cierre de su frontera a los extranjeros. El Folketing (Parlamento danés), además, aprobó esta madrugada por unanimidad en una sesión extraordinaria un paquete de medidas urgentes por la crisis del coronavirus (Covid-19) que permitirán aislamientos o ingresos hospitalarios forzosos de infectados. Foto: Pixabay

Noruega

Noruega es el país más afectado por la pandemia de los tres, con 2385 infectados y 7 fallecidos, y el que tomó las medidas más drásticas.

La primera ministra Erna Solberg dijo el sábado pasado que las medidas eran consideradas como "las de mayor alcance que la población de Noruega ha experimentado en tiempos de paz".

El país nórdico cerró sus puertos y aeropuertos el 16 de marzo , aunque están exceptuados los noruegos que regresan del extranjero, así como para los bienes. Oslo también aconsejó no viajar a ningún país extranjero e instó a sus ciudadanos a regresar a casa lo antes posible. Como resultado de esta decisión, la entrada será denegada a extranjeros, personas del Espacio Económico Europeo, así como a personas que carecen de permisos de residencia noruegos.

Asimismo, implementó amplios controles de sus puntos de entrada terrestre, pero no cerró su frontera con Suecia.

El gobierno ordenó el cierre de escuelas y universidades y recomendó a los ciudadanos trabajar desde sus hogares, siempre que sea posible.

Médicos del hospital Ullevål de Oslo. Foto: archivo.

Suecia

Suecia mantiene, de momento, al igual que Reino Unido, una estrategia diferente respecto al coronavirus que el resto de países de la UE. Según recoge la periodista Núria Vila en esta crónica en La Vanguardia, "lávate las manos, quédate en casa si tienes síntomas, aunque sean mínimos, y evita las visitas a hospitales y residencias de ancianos": "Esta sigue siendo la principal estrategia de Suecia para combatir el coronavirus". En Suecia, guarderías, escuelas y universidades permanecen abiertas, los negocios siguen abiertos, y lo único que se ha decretado es la prohibición de los actos con más de 500 personas. El primer ministro, Stefan Löfven, admitió ayer que "las próximas semanas serán cruciales" y apeló a la "solidaridad" y a la responsabilidad individual. Aseguró que el Gobierno "no dudará" en tomar nuevas medidas si es necesario.

Según recoge La Vanguardia, el epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública, Anders Tegnell, la principal voz científica al mando, ha puesto en duda reiteradamente las medidas drásticas que están tomando la mayoría de países europeos, argumentando que no son sostenibles en el tiempo.

Tegnell argumenta que la propagación del virus en Suecia esta aún en una etapa temprana y es posible retrasarla si todo el mundo sigue los consejos de protección. El Gobierno hará llegar folletos informativos a todos los hogares, según La Vanguardia.

Por su parte, el gigante automotriz sueco, Volvo, cerró sus fábricas en Torslanda, Skovde, Olofstrom y su planta estadounidense en Carolina del Sur entre el 26 de marzo y el 14 de abril, anunció la compañía.

Los países nórdicos han confirmado hasta este 23 de marzo 7038 personas contagiadas con el coronavirus. Foto: Pixabay

Dinamarca

El Folketing (Parlamento danés) aprobó por unanimidad en una sesión extraordinaria un paquete de medidas urgentes por la crisis del coronavirus (Covid-19) que permitirán aislamientos o ingresos hospitalarios forzosos de infectados.

El Ministerio de Sanidad podrá obligar a personas contagiadas o que se cree puedan estarlo a ser examinados por un médico, y en caso de no hacerlo, la policía puede usar la fuerza "necesaria" para asegurar el cumplimiento de esas medidas o facilitar un ingreso hospitalario.

El Gobierno podrá prohibir el acceso a instituciones oficiales, supermercados y tiendas, asilos, hospitales e introducir restricciones en los medios de transporte.

El paquete no incluye sin embargo una polémica medida que aparecía en el proyecto de ley inicial para que las autoridades puedan entrar en viviendas privadas sin orden judicial, si hay sospecha de infección por COVID-19.

Dinamarca ya había decretado el cierre de escuelas, guarderías y universidades, además de prohibir las concentraciones de más de 100 personas. El brote de coronavirus ha provocado la cancelación de todas las competiciones deportivas y que hayan sido suspendidos los actos del 80 aniversario de la reina Margarita II, que se iban a desarrollar durante la primera quincena de abril.

Pasajero Stena Saga suspende sus viajes por primera vez en 40 años. El último viaje del barco Stena Saga de la compañía Stena Line, fue el sábado 14 de marzo a las. 08:45 desde Frederikshavn, Dinamarca a Oslo. Stena Saga se quedará en el muelle de Oslo hasta que se obtenga mayor información, señala recientemente la Stena Line en un comunidado de prensa. Foto: Archivo.

Islandia

El gobierno de Islandia ha lanzado un programa extraordinario de ayuda económica por un valor de 1.500 millones de euros, el 8 por ciento de su PIB para compensar las pérdidas por el coronavirus.

Este paquete comprende la cobertura de hasta el 75 por ciento de los salarios individuales durante los dos meses y medio, así como prestamos a bajo interés para los negocios.

Los proyectos de infraestructura en desarrollo serán adelantados para garantizar la fuerza laboral y se concederá a los bancos una serie de exenciones fiscales.

Islandia ha registrado un total de 473 contagios hasta el momento, pero la primera ministra del país Katrin Jakobsdottir, ha informado que lo peor puede estar por llegar.

"Somos conscientes de que tenemos que trabajar más, y tendremos que hacer lo que sea necesario para que la sociedad islandesa siga adelante", ha declarado.

(La Nación, Público, La Jornada, Radio Latin-Amerika, agencias)