Formalizada la denuncia contra el inversionista noruego de Bærum por agredir a mujer noruego-paquistaní

Publicado el

El pasado 12 de abril, Radio Latin-Amerika informó acerca de la lamentable agresión que sufrió una maestra de origen pakistaní por parte de un ciudadano noruego, en la comuna de Bærum. El suceso ha traído, naturalmente, consecuencias legales y actualiza el debate en torno a la discriminación social y cultural en el país.

El abogado John Christian Elden ha confirmado al periódico Utrop que el recién pasado 17 de abril, formalizó una denuncia policial por agresión que recae en un ciudadano de unos 40 a 50 años de edad, por daños corporales y por vulneración del artículo 271 del Código Penal. El prominente abogado le pide a la policía que evalúe "si el ataque tuvo motivación racista".

Más impuestos, más derechos

El informe, al que Utrop ha tenido acceso, revela que la mujer agredida trabaja como maestra en una escuela secundaria en Oslo, es noruego-paquistaní y fue agredida por el inversionista mientras su hija menor de edad y los hijos de su cuñada observaban el episodio. En el video, los niños lloran. La agredida, por lo demás, tuvo que ir al servicio de emergencias producto de las lesiones.

La agresión física y verbal se originó a partir de un desacuerdo con respecto al uso de la pista para esquí sobre ruedas, a los que nuestro medio ha hecho referencia con anterioridad. Cabe destacar que, además de gritos y descalficativos como “mierda” que dirigió a los niños, el ciudadano noruego se sostuvo en un argumento sobre los derechos particulares que cree poseer aludiendo a que él era más noruego y tenía mayor derecho al área porque pagaba más impuestos.

No hay excusas

Elden, el abogado que más casos ha llevado a la Corte Suprema en Noruega, señala que "La forma en que juzgo el video actual, la perpetración de violencia habla por sí sola y no puede ser legitimada o excusada”. Además, dice Elden, el hombre notificado se acercó repetidamente a la mujer; lo que sugiere una violación de la legislación actual sobre contagio debido al coronavirus.

Por lo demás, hay otro video que documenta los hechos que no ha sido publicado en los medios y que consolidaría las pruebas contra el agresor.

Según Elden, es posible aplicar los artículos 271 y 272 del código, de momento que la agresión recae sobre una persona indefensa y en presencia de menores de edad. Se trata de una acción deliberada en tanto el agresor necesitó tiempo para desprenderse de los esquíes con el fin de usarlos como objeto de ataque físico contra otra persona. Acciones de esta naturaleza se denominan “daño corporal grave” y son punibles con prisión de hasta 6 años. Elden también señala que se estudia si “el ataque fue por motivos raciales, y que el caso también está siendo investigado para descubrirlo, con las consecuencias criminales que conlleva". Por lo mismo, se solicitará procesamiento y castigo y se reserva la posibilidad de promover daños civiles en el caso.

Llamado a la policía para sacar a los niños

El informe indica también que el denunciado llamó a la policía y dio una falsa narración de los hechos. La policía que recibió la llamada pidió a la agredida que abandonara el lugar junto a los niños. Además, una mujer (étnicamente noruega) también se sumo y le pidió que abandonaran el área "porque el hombre tenía razón". Es decir, se puso del lado del ciudadano noruego. Lo grave es que la policía, que se hizo presente en el sitio de los hechos, se negó a recibir una denuncia aún habiendo visto el video que revelaba los hechos.

Por otra parte y pese a que el video publicado por Utrop ha obtenido más de 200.000 visitas, el grave incidente no ha tenido covertura en los medios de comunicación tradicionales, excepto por una nota aparecida en Asker & Bærum Budstikke.

Aquí puedes ver el video.

*El diario Utrop y Radio Latin-Amerika contunuarán actualizando esta noticia.

Fuente: Utrop