Restaurantes y cafeterías de Oslo vuelven a vender bebidas alcohólicas desde el miércoles 6 de mayo

Publicado el

Oslo se dispone también a iniciar desde este miércoles un proceso marcado por el alivio de las restricciones impuestas por el Gobierno para frenar el avance del covid-19. Entre las distintas medidas que se llevarán a cabo hay una que se ha destacado especialmente y es la autorización de la venta de bebidas alcohólicas en restaurantes y cafeterías desde el 6 de mayo.

A partir del miércoles 6 de mayo, los restaurantes de Oslo vuelven a abrir sus grifos de cerveza. La medida fue aprobada por el Ayuntamiento de Oslo el pasado jueves y solo se aplica a los establecimientos donde se sirve comida. Los reglamentos sobre la venta comidas está consagrada en la regulación Covid-19 de la Dirección de Salud, que fue adoptada el pasado 12 de marzo.

Muchos han manifestado su complacencia de volver a disfrutar de una cerveza al aire libre, luego de que Oslo aplicara la "Ley Seca" durante 44 días. Foto: Archivo Radio Latin-Amerika.

"Hemos trabajado estrechamente con los restaurantes para llegar a unas fórmulas simples y claras. Hoy, el Ayuntamiento de Oslo adoptó una nueva regulación y envió un supervisor a los estableciomientos", ha declarado la consejal para el comercio Victoria Marie Evensen en un comunicado de prensa.

"Las medidas que hemos implementado han dado resultados y, por lo tanto, hemos comenzado una reapertura gradual y controlada de los establecimientos de Oslo. Esto significa que levantamos la prohibición de venta de bebidas alcohólicas a partir del miércoles 6 de mayo. Al mismo tiempo, los lugares de servicio deben considerar las estrictas reglas de prevención de contagio", señaló Raymond Johansen, líder del consejo de la ciudad de Oslo en un comunicado de prensa.

Johansen, agradeció al sector de restaurantes por sus contribuciones para prevenir la propagación del coronavirus.

Un grupo de amigos latinos de Radio Latin-Amerika disfruta de gratos momentos durante la fiesta Big Latin Party que organiza nuestra emisora. Este tipo de actividades están por el momento prohibidas. Foto: Archivo Radio Latin-Amerika.

La "Ley seca" por COVID-19 se impuso en Oslo el 12 de marzo

Según las instrucciones aprobadas a nivel nacional el 12 de marzo, solo los restaurantes y cafeterías que sirven comida pueden permanecer abiertos.

Sin embargo, debido a que varios lugares en Oslo no cumplieron con las reglas de prevención de contagio, el ayuntamiento decidió prohibir la venta de alcohol en los negocios de la capital desde el sábado 21 de marzo.

La venta de comidas en dichos negocios debe finalizar a las 23:30 hrs. y el lugar debe cerrar a las 24:00. Se manitiene la prohibición para los establecimientos que no ofrecen comidas, los que deben permanecer cerrados.

Big Latin Party organizado por nuestra emisora en Lektern, Aker Brygge en julio de 2019. Foto: Archivo Radio Latin-Amerika.

"Un verdadero drama": los bares y restaurantes tiemblan pensando en el futuro

Oslo se ha convertido en una capital de bares, restaurantes y cafeterías. De mantel y menú. Y ahora que estamos en primavera y se apronta el verano, muchos añoran las terrazas, los restaurantes al aire libre, una cerveza al sol o una copa de vino contemplando el mar. Son deleites baratos y habituales, pero prohibidos también por el coronavirus hasta no se sabe cuándo. En medio de esta incertidumbre, los cantineros miran el futúro con máxima preocupación, contando cada día que pasa con la confianza de subir pronto la cortina para no ahogarse.

Amigos disfrutando del evento Big Latin Party en Lektern, Aker Brygge el verano del año pasado. Foto: Archivo Radio Latin-Amerika.

Los bares y restaurantes fueron casi los primeros negocios en cerrar por completo a causa del coronavirus. Y todo señala que serán de los últimos en volver a abrir cuando termine el Estado de Alarma. Por ahora sólo se le permite abrir a aquellos negocios que venden comida - y siguen las restricciones en los horarios de cierre. «Muchos bares, cafeterías y sitios de diversión serán lo últimos que vuelvan a abrir. Y lo peor es que no sabemos cuándo ocurrirá, señala Juan, un conocido tavernero que sirve miles de litros de cerveza al año en un bar de Oslo.

Muchos amigos asisten a los eventos a los eventos veraniegos que organiza nuestra emisora en Aker Brygge. Foto: Archivo Radio Latin-Amerika.

"Oslo es una ciudad cuyos habitantes disfrutan mucho en los bares. En el verano se vive en la calle y pasamos mucho tiempo con los amigos", añade Juan. «Esto nos va a hacer que valoremos más al cantinero, a ese amigo que está detrás de la barra desde la mañana y hasta la noche, para que otros la pasen bien".

Por Radio Latin-Amerika. Con información de la Comuna de Oslo.

Algunos restaurantes al aire libre en Birkelunden ya estaban abiertos este miércoles. Foto: Radio Latin-Amerika.