IMDi enciende alarma: Muchos jóvenes están en riesgo de contraer matrimonio forzado, exponerse a violencia basada en el honor y a control social negativo

Escrito por Yanina López / Utrop
Publicado el

Muchos niños y adolescentes vulnerables no han sido monitoreados adecuadamente durante el brote del coronavirus, según muestra un nuevo informe presentado en Noruega. Los orientadores tienen dificultades para llegar a los niños y adolescentes en riesgo de matrimonio forzado, violencia relacionada con el honor y control social negativo.

Un grupo de coordinación que analiza la oferta para niños vulnerables afirma en un nuevo informe que el servicio para niños y jóvenes ha cambiado significativamente durante la pandemia de Covid-19. La redistribución del personal, las restricciones para control de contagios y el hecho de que los niños y las familias mismas rechacen las ofertas, han llevado a que muchos no reciban un seguimiento adecuado.

La Dirección de Integración y Diversidad (IMDi - Noruega) informa que:

  • La redistribución de enfermeras del servicios de salud escolar para que trabajen en tareas relacionadas con la pandemia afecta la capacidad de dar seguimiento a niños y adolescentes vulnerables expuestos a matrimonio forzado, mutilación genital, violencia relacionada con el honor y / o control social negativo.
  • Los niños y adolescentes cancelan las citas telefónicas o de video por temor a las reacciones de la familia. Esto hace más difícil mantener conversaciones con niños y jóvenes en casos de violencia, abuso y control social negativo sin que los padres se enteren.
  • También existe preocupación por los niños en familias multilingües, donde los municipios encuentran que niños, jóvenes y padres con débil manejo de idiomas,a menudo tienen poca experiencia técnica y digital. La comunicación con estas familias es un desafío.
  • Varios de los asesores de IMDi delegados en embajadas han sido llamados de regreso a Noruega. En las embajadas solo queda el personal para tiempos críticos. Esto significa que las oportunidades para dar seguimiento a los niños y jóvenes vulnerables en el extranjero son limitadas.
  • Los niños y adolescentes que han huido a Noruega buscando refugio y / o que pertenecen a una familia de refugiados pueden estar en mayor riesgo.

A esta situación reacciona con preocupación la ministra de educación e integración, Guri Melby:

Los orientadores de minorías intentan, en la medida de lo posible, hacer un seguimiento a los escolares que suelen orientar a través de otros canales como el chat y las redes sociales. A algunos también se les ha ofrecido espacio escolar, cuestión que se ofrece a niños vulnerables durante todo el período de pandemia.

Estar aislado por un período prolongado de tiempo puede ser un desafío en sí mismo. Además, cuando vives en malas condiciones, tienes problemas económicos y no tienes acceso suficiente a la información, tu situación puede empeorar. El informe de IMDi señala que hay síntomas de trauma, conflictos y abandono cuyas consecuencias pueden afectar a los jóvenes y niños durante mucho tiempo. Eso es serio, dice la ministra Melby.