Empresa española Navantia muy bien posicionada para modernizar las fragatas de la Marina Militar Noruega

Escrito por Julio Maíz
Publicado el

Un informe del Ministerio de Defensa de Noruega recientemente publicado prevé modernizar sus cuatro fragatas de la clase "Fridtjof Nansen", espina dorsal de su Marina Militar o Sjøforsvaret, que fueron diseñadas y construidas por la empresa española Navntia y entregadas entre los años 2006 y 2011. Bajo los requirimientos noruegos, Navantia integró el sistema de combate Lockheed Martin Aegis AN/SPY-1F 3D en un diseño de sólo 5290 toneladas de desplazamiento.

Noruega está hoy en plena definición de su política de defensa. En abril de este año se destacaba la necesidad de modernizar su equipamiento en el informe que recoge la nuena estrategia de defensa del país, presentada por la primera ministra, Erna Solberg. A este documento se suma la reciente publicación del titulado: "La defensa de Noruega. Capacidad y preparación. Defensa a largo plazo plan 2020". En este plan del Ministerio de Defensa, se publica que "Noruega fortalecerá la Marina (Sjøforsvaret) con el aumento de volumen del personal (...). La planificación de la sustitución de unidades de superficie para preservar la capacidad del operativo maritimo, comenzará en 2030, y las decisiones relativas a típo y número de buques se realizarán en el próximo periodo de planificación. Es nuestra mabición adquirir e implementar futuras capacidades de la Marina en colaboración con aliados cercanos".

Foto: Forsvaret.

La necesidad de realizar este upgrade en las fragatas vendría en buena parte determinada para facilitar las operaciones de estos navios en otros escenarios, muy diferentes a los fríos del Mar Ártico y del Norte, para los que se diseñaron inicialmente.

Noruega, uno de los más fiables aliados de la OTAN, lleva muchos años aportando las fragatas "Fridtjof Nansen" a los operativos de la Alianza y colaborando con la US Navy. De hecho, son los únicos navios que puede aportar su Marina en estas misiones, por lo que para mantener estas capacidades hasta su sustitución, que no se planificará hasta la década de los treinta, , nesecita que estén actualizados a los exigentes requerimientos de la OTAN.

Así, todo apunta que el upgrade de estos navíos se pondrá en marcha en breve, para ello habría varios candidatos, pero entraría dentro de lo lógico que se encargue a Navantia., con la que la Marina Militar noruega tiene firmado un contrato de mantenimiento que ha cumplido plenamente las expectativas de los noruegos. Este prestigio habría sido determinante para poder suscribir la empresa española una entente similar con la Royal Australian Navy (RAN), una nación que aunque en las antípodas geográficas de Noruega, mantiene una línea en materia de defensa muy similar, basadeas en unos importantes presupuestos de defensa, y un marcado compromiso con los mismos aliados.

Foto: Forsvaret.

Atrás habría quedado el incidente de noviembre de 2018 en el que se perdió la cuarta fragata de la mencionada clase, la "Helge Ingstad", que llevó a su baja oficial en junio de 2019, tras demostrarse técnicamente que la perdida fue inevitable ante un grave fallo humano del personal de su dotación responsable de la navegación. Además esta baja exige una mayor disponibilidad y eficacia a sus otras cuatro "hermanas" de clase.

La modernización incluiría una adaptación de la habitabilidad y demás puntos de equipos sensibles, para mejorar su operatividad en los citados clímas cálidos, una modernización de sus sistemas electrónicos, sensores, ciberdefensa, etc. En terreno de armamento a las fragatas se les instalarán sistemas de defensa manejados remotamente o RWS (Remote Weapon Stations) del modlo Sea Protector, que proporcionaría la empresa noruega Kongsberg Aerospace, estándares con las instaladas en el nuevo navío logístico "Maud" con el que se acaba de dotar la Marina Militar noruega.

(Publicado con autorización de la revista defensa.com)