Noruega mantendrá los estrictos controles en las fronteras

Publicado el

La Primera ministra de Noruega, Erna Solber, dio a conocer que su país tiene algunas de las restricciones de viaje más estrictas entre todos los países de Europa y continuará con sus estrictas políticas de controles fronterizos.

La medida se adoptó con el fin de evitar la importación de casos de Covid-19 desde el extranjero.

La declaración de la primera ministra es un reflejo de la preocupación que se vive en Noruega por la posible llegada de una ola secundaria de infecciones por coronavirus.

Los países de la Unión Europea, en su mayor parte, han ido reabriendo sus fronteras internas desde el 15 de junio, siguiendo la recomendación formulada desde la Comisión Europea, instancia que también solicita que los países comiencen a levantar las restricciones fronterizas externas a los viajes internacionales, desde el día 1 de julio.

Noruega, que no es miembro de la Unión Europea, aunque sí es país integrante de la zona de viaje de Schengen, no ha previsto aliviar su postura de limitar la llegada de extranjeros.

Solberg advirtió en el Parlamento de Noruega que ‘todavía existe el peligro de nuevas infecciones ... Los casos de infección provenientes del extranjero son el mayor peligro hoy. Por lo tanto, es importante mantener el control’.

La mayoría de los no residentes tienen prohibido viajar a Noruega, excepto aquellos que trabajan en sectores tan críticos como la agricultura o el petróleo, o que pueden demostrar un vínculo familiar con la nación ártica. Los que tienen permitido ingresar deben observar una cuarentena de diez días a su llegada.

Ya el 15 de junio, Noruega comenzó a sancionar a ciudadanos y residentes extranjeros procedentes de Dinamarca, Islandia, Finlandia y la isla sueca de Gotland para ingresar al país sin someterse a cuarentena. Dado su nivel de infección actualmente elevado, a nadie se le permite la entrada proveniente de Suecia continental.