Comunidad noruego-somalí: de sobrerepresentación a casi cero contagio por Covid-19

Escrito por Yanina López
Publicado el

Los contagios prácticamente han desaparecido en la comunidad noruego-somalí, indica el Instituto de Salud Pública (FHI).

Hasta el 18 de junio del presente año, 1084 personas con Covid-19 han sido hospitalizadas. De ellas 91 personas son nacidas en Somalia, por lo que se trataría de un grupo sobrerepresentado con un 8,4% del total de pacientes hospitalizados.

Es importante señalar que se trata de 91 personas de un total de 34.000 nacidas en Somalia que se han establecido en Noruega desde 1990, sin contar los nacidos en este país nórdico. Por lo demás, la reducción de casos de contagio en la población de origen somalí es bajísima hoy por hoy. Así lo afirma Thor Indseth, director del departamento responsable de la salud de la población inmigrante de Folkehelseinstitutt (Instituto de Salud Pública).

Para Indseth, este resultado positivo se ha debido a los esfuerzos coordinados del servicio de salud, el municipio de Oslo y la comunidad noruego-somalí para adaptar y entregar información sobre el virus, en particular el papel desempañado por NorSom News.

NorSom News es el medio de comunicación e información más grande de la población noruego-somalí con unos 70.000 seguidores en facebook. NorSom News, en un acuerdo con las autoridades sanitarias, creó videos con la participación de médicos y enfermeros de origen somalí que pudieron informar sobre el virus en lengua materna. En consecuencia, una de las razones que ha permitido la cualitativa reducción de casos de contagio ha sido que la población de origen somalí tomó las medidas necesarias responsablemente. También se debe a los médicos que brindaron información, a abogados que ha aclarado los derechos de las personas con respecto a beneficios por desempleo temporal y despidos e, indudablemente, a la labor realizada por estudiantes voluntarios que han estado difundiendo información necesaria, señala uno de los fundadores de NorSom News, Said Mahamud Ali.

Para muchos noruego-somalíes era un error que el instituto de salud pública(FHI) revelara el país de origen de los pacientes hospitalizados, pero, en opinión de Said Mahamud Ali, puede que sea precisamente el temor a la estigmatización del grupo, lo que haya contribuído a combatir el contagio entre los noruego-somalíes.

En cuanto a las razones que respaldaron la elaboración de videos en lengua materna, Said Mahamud Ali, expresa que probablemente tenga que ver con cuestiones de carácter cultural, socioeconómico y debido a las barreras idiomáticas. Añade que es difícil apuntar a una sola razón que explique la situación en su totalidad. No menos importante es la confianza que produce el hecho de que aquel o aquella que informa también sea de origen somalí; cuestión que ocurre con los grupos de inmigrantes en general, subraya.

Si bien la sobrerepresentación de contagiados de origen somalí que hubo no se puede explicar de manera ligera, acusando una razón exclusiva, se pueden mencionar como probables factores de riesgo los relacionados con: poco manejo del idioma, que juega un rol importante a la hora de acceder a la información en general , el hacinamiento habitacional y el empleo como trabajador de la limpieza y como chofer de buses. Con todo, no hay pruebas de que estos factores hayan conducido al porcentaje de enfermos que ha habido, manifesta Indseth.

Se ha hecho una experiencia que ha ayudado sustancialmente a la comunidad noruego-somalí. Si los habitantes de este país fuéramos expuestos a una nueva ola de contagios, ya sabemos que esta comunidad está mucho mejor preparada y es un ejemplo a seguir por otras comunidades de inmigrantes para enfrentar esta u otras situaciones que exijan estar a la altura de la emergencia en un futuro.

(Con información de NRK)