2500 personas en cuarentena en Fredrikstad y Sarpsborg tras brote de coronavirus

Publicado el

Un total de 1300 personas se encontraban en cuarentena la mañana del lunes en la ciudad de Fredrikstad. En la localidad de Sarpsborg, alrededor de 1.200 siguen en cuarentena, según informó la doctora líder del municipio en Fredrikstad Guro Stein Letting.

"Mil de ellos trabajan en escuelas y jardines infantiles, señala Guro Stein Letting. La doctora informa que varios serán puestos en cuarentena el martes.

En Fredrikstad, se han registrado 139 casos de la infección de Covid-19 en la última semana. El domingo se registraron cinco nuevos casos de coronavirus en el municipio, un descenso respecto a los días anteriores, según cifras del periodico VG.

Mayor número de infectados en un día en Sarpsborg

Todo el mundo tiene una "ruta conocida" de infección que se remonta a la celebración de una festividad religiosa en Sarpsborg, días atras.

El domingo, se detectaron 25 nuevos casos de infección solo en Sarpsborg, lo que rompe el récord establecido el sábado, con 15 casos. Entre 1.000 y 1.200 se encuentran en cuarentena en Sarpsborg.

La doctora municipal de Fredrikstad Sofie Lund Danielsen, informó al diario VG el sábado que temía que la ciudad podría enfrentarse al brote de coronavirus más grande de Noruega hasta el momento.

El alcalde de Sarpsborg, Sindre Evje Martinsen, ha declarado anteriormente que mantienen control sobre el brote. También ha dicho que no es relevante cerrar la comunidad local.

Alcalde de Sarpsborg dice que no descarta una denuncia policial

Más de 200 personas se contagiaron con coronavirus después de asistir a una reunión religiosa en una sala en Sarpsborg hace una semana. Las autoridades locales dicen que presentarán una denuncia por parte del municipio.

El domingo, se detectaron 25 nuevos casos de coronavirus solo en Sarpsborg, lo que rompe el récord establecido el sábado, con 15 casos.

En ese momento, probablemente unos 80 habitantes del municipio han sido confirmados que se contagiaron de Covid-19, después de asistir a una reunión religiosa en el Centro Islámico Al-Ghadir Østfold.

"Ahora debemos evaluar lo qué sucedió en el lugar donde se inició la infección, ver si hubo una infracción a las reglas de control de infecciones y hacer una evaluación basada en hechos". "No puedo descartar que haya una reacción del municipio en forma de denuncia, ha dicho Martinsen-Evje".

Al-Ghadir ya ha recibido reacciones del municipio por sus salas de reuniones.

"El municipio ya está analizando si se han utilizado los locales de forma ilegal y hay dos casos de supervisión en curso. Si los locales no contaban con la autorización requerida para ser usados como salón de actos, entonces se encontraban demasiadas personas reunidas en el lugar, independientemente de las reglas de control de infecciones", revela el alcalde.

(NRK, VG)