Latinos en Noruega: ¿Cuántos son y de dónde vienen?

Escrito por Andrea Z. Mannes, Iver-Neptali Ramos-Belle, Ruth Bedoya López
Publicado el

Primera parte

Representando el 3% de la población inmigrante, la comunidad latinoamericana es una de las más pequeñas y poco exploradas en términos sociales y migratorios en Noruega.

Sin embargo, gracias a su carisma, música, gastronomía y amabilidad, los latinos han abierto gradualmente espacios en éste país. Comer tacos los viernes por la tarde, bailar salsa y reggaetón o ver series latinas en televisión noruega es ahora algo tan común incluso en las ciudades más pequeñas de Noruega.

¿Qué significa ser latinoamericano?

Hay un gran debate acerca de lo que significa ser latinoamericano. Algunos expertos indican que los latinoamericanos son todas aquellas personas que provienen de alguna parte de América en donde se habla español, portugués o francés. Otros autores, por el contrario, restringen el concepto solo a aquellas personas que han nacido en la región comprendida entre México y la Patagonia (Bohoslavsky, 2019). La definición que usaremos en éste y los siguientes artículos es de Lucena Samoral, Manuel (1986), la cual define a los latinoamericanos como todos aquellos pueblos del continente americano que fueron conquistados por España, Portugal o Francia y que comparten la herencia cultural latina, mezclada con influencias indígenas y africanas.

¿Cuántos son?

Sexos símbolos

De acuerdo con estadísticas oficiales de Statistisk sentralbyrå (SSB; actualización Agosto-2020), aproximadamente 24,000 latinos residen en Noruega y la mayoría de ellos (58%) son mujeres. No es ninguna sorpresa el hecho que la mayoría de las comunidades latinas residen en las cuatro ciudades más grandes en Noruega. Alrededor de 9500 latinos viven en Oslo, 3500 en Bergen, 1800 en Trondheim y 1700 en Stavanger.

¿Porqué han venido a Noruega?

Aproximadamente un 64% de los latinoamericanos ha migrado al país por medio de una visa de reunificación familiar. Esta cifra es seguida por personas con visa de estudiante (18%), trabajadores calificados (14%), refugiados políticos provenientes de Guatemala, El Salvador y Venezuela (3%) y el resto es representado por inmigrantes con visas de tipo fiancé, au-pair y buscadores de empleo (1%) (SSB, 2020).

Las ocho comunidades latinas más numerosas en Noruega.

Podemos definir a una comunidad latina en Noruega como un grupo de personas de la misma nacionalidad que están más o menos organizadas en asociaciones civiles, han logrado una participación significativa en la agenda cultural local y/o se han posicionado en nichos significativos de la sociedad noruega, y además tienen representación diplomática en el país, ya sea por medio de una embajada en Oslo u oficinas consulares en otras ciudades.

La comunidad latina más grande en Oslo y Trondheim son los brasileños. La representación brasileña en Noruega se ha mantenido hasta cierto punto paralela a las actividades del resto de los latinoamericanos, ya sea por una barrera lingüística o por su afinidad con ciudadanos de otros países cuya lengua oficial es el portugués (comunidades lusófonas), tales como Portugal, Mozambique y Cabo Verde, entre otras naciones.

En Bergen la comunidad dominante son los chilenos, quienes han mantenido una constante diáspora transgeneracional desde la década de los 70s, lo cual les ha permitido posicionarse en importantes nichos de la sociedad noruega.

Stavanger es la capital noruega del petróleo y la ciudad donde dominan los venezolanos. De hecho, la empresa petrolera noruega, Equinor, inició operaciones comerciales con Venezuela en 1994 y lleva ya 26 años movilizando recursos naturales y humanos entre ambas naciones dependientes del oro negro. Colombianos, peruanos y mexicanos conforman comunidades de 300 o más personas en todas las ciudades antes mencionadas y particularmente los mexicanos son los latinos más dispersos en Noruega, con representantes tan al norte como en Svalbard o tan al sur como en Karmøy.

 

Avalancha de latinas con educación superior.

Ya hemos mencionado que aproximadamente 6 de cada 10 latinos en Noruega son mujeres, pero además, ellas han venido a este país no sólo para formar una familia, sino también para estudiar y trabajar. Entrevistamos a una muestra significativa de latinos residentes en Noruega (LATES-NORGE*) y uno de los resultados más interesantes fue que un 82% de las latinas encuestadas ha culminado estudios universitarios en Noruega o en un país diferente a su nación de origen. Adicionalmente, las encuestadas indican que ellas trabajan y en muchos de los casos son el principal proveedor económico de sus familias, mientras que sus parejas están a cargo de las labores del hogar y del cuidado de los hijos. Es un hecho que actualmente la mujer latina desempeña un rol en la sociedad diferente al que probablemente realizaron sus madres o sus abuelas. Nuestra hipótesis es que, al migrar a Noruega, las mujeres latinas encuentran oportunidades de empoderamiento y contribuyen a la formación de una sociedad más igualitaria, derribando tabúes y adaptándose a los roles modernos de la sociedad noruega. Un aspecto definitivamente positivo de la migración a este país.

Los latinos en Noruega festejan sus tradiciones y fechas conmemorativas, bailan cumbia, quebradita, merengue, salsa y bachata. También cantan mariachi, toman guaro, emprenden negocios, trabajan, estudian, establecen familias, se reúnen alrededor de un plato con gallo pinto, arepas, tacos o empanadas. Su centro social por excelencia es su gastronomía y su cultura está llena de sabores e ingredientes tropicales, de la cual se sienten orgullosos y a la vez nostálgicos.

Finalizamos esta presentación de las comunidades latinoamericanas en Noruega agradeciendo a todas las personas que gentilmente respondieron la encuesta LATES-NORGE* y a Harald Myrli y Lars Østby de Statistisk Sentralbyrå/informasjonstjenesten (SSB) por compartir estadísticas relevantes para este y los siguientes artículos.


* LATES-NORGE* fue una encuesta diseñada con la finalidad de conocer más a fondo a la comunidad de latinos en Noruega y distribuida por medio de redes sociales a escala nacional entre los meses de noviembre y diciembre de 2019. Si desea más información sobre el contenido, tamaño de muestra, metodología y análisis estadístico de los resultados de la encuesta LATES-NORGE, no dude en contactar a los autores de este artículo.


Andrea Z. Mannes (1), Iver-Neptali Ramos-Belle (2) y Ruth Bedoya López (3)

(1) Consultora ambiental y profesora de estudios sociales noruegos (norsk-samfunnskunnskap) para inmigrantes latinoamericanos en Noruega, andrea.mannes@akerbla.no

(2) Asesor político en Bergen Næringsråd, iver@bergen-chamber.no

(3) Antropóloga social y experta en migración de latinoamericanos en Noruega, bedoyalopez.ruth@gmail.com