Huelga detiene todo el tráfico de autobuses en Oslo y Viken

Foto: Redink/Ruter.
Publicado el

3.800 conductores de autobuses en Oslo y Viken se declararon en huelga el domingo por la mañana. Todos los autobuses de Oslo y regiones se encuentran en huelga. La empresa de transporte público Ruter no maneja sus autobuses en Oslo y Akershus. También está detenido el tráfico de autobuses de las empresas de transporte público Brakar y Østfold Kollektivtrafikk en Buskerud y Østfold.

No se suministrará capacidad adicional, lo que está en línea con las reglas vigentes en caso de conflictos laborales legales.

La empresa de transporte público Ruter aconseja a sus pasajeros a elegir formas alternativas de transporte o evitar viajes. La empresa señala que muchos pasajeros pueden usar el tranvía, metro, tren y ferry, lo que puede significar que a los pasajeros se le imposibilita mantener la distancia física recomendada por las autoridades.

Ruter: no viaje a menos que tenga que hacerlo

"No viaje a menos que sea necesario, mantenga la distancia recomendada y use una mascarilla de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias", ha dado a conocer Ruter en un comunicado de prensa.

"Se informa que queda suspendido el servicio de autobúses entre Ski y Brynseng y recomendamos a los pasajeros a utilizar la ruta de Ski a Stabekk. También puede haber menos autobuses en algunas salidas de la L21, la línea Østfold", señala Vy (la empresa de trenes) en su sitio web.

El domingo por la mañana, a las 06:00 en punto, las cuatro organizaciones de empleados, Yrkestrafikkforbundet, Fellesforbundet, Jernbaneforbundet y Fagforbundet se declararon en huelga con alrededor de 3.800 conductores de autobúses después de que no se llegara a un acuerdo en la mediación entre NHO Transport y Spekter.

Los conductores exigen el salario de trabajador industrial que se les prometió hace doce años

"Estamos en huelga porque queremos conseguir el salario que nos prometieron hace doce años. También se trata de la oportunidad de mejorar los controles de seguridad en los autobuses. Actualmente solo tenemos seis minutos para hacer dichos controles antes de conducir", declara Victor Høy Ree-Linstad, delegado sindical de la Asociación de tráfico profesional.

Ree-Linstad también señala que la huelga es muy importante para muchos que se ven afectados por salarios bajos y jornadas laborales difíciles.

"Para mí esta huelga es importante, aunque hay muchos otros que se ven más afectados por esta situación que yo. Como conductor de autobús, obtienes un suplemento por horas de trabajo obsoletas, por lo que debo trabajar por las tardes y cada dos fines de semana para poder tener un ingreso más digno. Para quienes tienen familias con niños pequeños, esto no es tan fácil", señala Ree-Linstad.

"Hubo una larga huelga de autobuses en 1998, que se prolongo por seis semanas completas. Afortunadamente, esto condujo a un aumento salarial en ese momento. Espero que nuestras demandas de ahora también sean cumplidas", declara el delegado sindical.

(VG, NRK, Vart Oslo)