Desde las 12:00 del día de este martes 29 de septiembre, todos deben llevar mascarillas en el transporte público de Oslo

Publicado el

El líder del Consejo municipal de Oslo, Raymond Johansen ha recibido previamente críticas del Ministro de la salud Bent Høie por no aplicar medidas más estrictas para combatir la pandemia del coronavirus en la capital. Este lunes, el ayuntamiento endureció algunas medidas.

"Espero que las autoridades nacionales sigan confiando en que conocemos mejor a nuestros ciudadanos", declaró Raymond Johansen en la conferencia de prensa de este lunes. Allí presentó las nuevas medidas más estrictas que se aplicarán en Oslo a partir de este martes 29 de septiembre, y que estarán vigentes hasta el próximo 13 de octubre. Después de esta fecha, el ayuntamiento hará una nueva evaluación.

Estas son las nuevas medidas

  • Es obligatorio utilizar mascarillas en el transporte público cuando no sea posible mantener un metro de distancia.

  • Se ordena el registro de las personas que visiten restaurantes.

  • Prohibición temporal de eventos bajo techo con más de 50 participantes sin asientos fijos.

  • Se introduce el uso de mascarillas obligatorio en la Enfermería domiciliaria donde no es posible mantener la distancia física.

"Cuando no sea posible mantener una distancia física de un metro, los viajeros deben usar una mascarilla. Esto significa que todos deben llevar una mascarilla cuando viajen en el transporte público", señaló Raymond Johansen.

Será responsabilidad de la policía de Oslo vigilar que el público respete el uso de la mascarilla, según se informó.

En la conferencia de prensa también se dio a conocer que el ayuntamiento no seguirá la recomendación del Instituto de Saludo Pública de Noruega (Folkehelseinstituttet) de limitar la reunión de más de cinco personas en lugares privados.

"Si queremos seguir teniendo éxito y mantener la infección a un nivel bajo, debemos ganarnos la confianza de la gente", declaró Johansen y agregó: "Debemos demostrar que introducimos solo las medidas que son necesarias".

El ministro de Salud señaló por su parte que estaba muy preocupado por cómo el virus está afectando a la capital. Los niveles de la infección en la primera ciudad están muy altos. El ministro no ocultó que las autoridades locales no lo están haciendo bien y manifestó que no han sido suficientemente contundentes. “Si uno espera, corre el riesgo de perder el control”, dijo. “Espero que sigan rápidamente nuestras instrucciones porque, de lo contrario, tendremos que intervenir”. No ha desvelado en qué forma lo haría.

"Creemos que las medidas impuestas por el municipio de Oslo ahora no son lo suficientemente fuertes", declaró el Ministro de la Salud durante una conferencia de prensa el lunes.

Durante la tarde del lunes, después de los anuncios de las nuevas medidas de prevención impuestas por la Comuna de Oslo, el ministro Høie dijo que estaba satisfecho con el paquete de medidas presentado ayer por el Ayuntamiento de Oslo, las que respaldaba al 100 por ciento - a pesar de que el municipio no sigue todas las recomendaciones del Instituto de salud pública.