Finaliza la huelga de autobuses en Oslo con un acuerdo entre las partes

Publicado el

Hoy jueves 1 de octubre finalizó la huelga de los autobuses que dejó sin transporte público a miles de usuarios de Oslo y regiones aledañas - en medio de la crísis provocada por el nuevo coronavirus. Las partes involucradas en la huelga llegaron a un acuerdo, aunque los sindicatos estaban divididos sobre la aceptación del convenio. Los choferes recibirán ahora un aumento en el sueldo de 20.000 coronas por año. Muchos esperban obtener el doble, según informa el diario VG.

Los primeros autobuses comenzaron a funcionar a partir de las 12:00 horas del mediodía de este jueves, aunque se han producido retrasos e interrupciones operativas durante todo el día. Este es el primer paro de autobuses que se realiza desde 1998.

No todo el mundo estuvo de acuerdo

Las organizaciones que negociaron por los conductores estaban divididas sobre si deberían aceptar el resultado. 22 votaron a favor del acuerdo, mientras que 14 votaron en contra, lo que significa el fin de la huelga.

Los cuatro sindicatos que negociaron por los conductores de buses son Fellesforbundet, Yrkestrafikkforbundet, Norsk Jernbaneforbund y Fagforbundet. Fueron los delegados de este último quienes votaron en contra del acuerdo. Además, dos delegaciones expresaron opiniones divididas.

"Nos sentimos felices de que la huelga pueda terminar y de que podamos volver a transportar a los pasajeros". señaló Jon H. Stordrange, líder de NHO Transport a la cadena de televisión pública NRK, y agrega que "nos complace que el acuerdo también esté dentro del marco de este año en los temas de frente del 1,7 por ciento".

El resultado

Un comunicado de prensa de Yrkestrafikkforbundet señala que el nuevo salario acordado para los conductores de autobús, conlleva un suplemento general de cinco coronas y cincuenta øre. Además se les asigna un suplemento de certificado comercial de una corona en 2020.

Las partes también acordaron una garantía de dos coronas y cincuenta øre, además del suplemento central en el acuerdo para 2021. Esto, según el líder de Fellesforbundet, Jørn Eggum, ayudará a garantizar una mayor recaudación para los conductores de autobús.

Lo decisivo para llegar a un acuerdo fue poner más dinero sobre la mesa que la oferta original.

Los conductores de autobuses no obtuvieron la aprobación de la demanda de más tiempo para controles de seguridad y tiempo de retiro.

"Las negociaciones han sido buenas, constructivas y difíciles. Esto también ha demorado tiempo, señala el mediador nacional Mats Wilhelm Ruland a la televisora NRK.

"Hemos encontrado un paquete del que todas las partes se han beneficiado, declara Ruland, que afirma que ambas partes tienen motivos para estar conformes.

La huelga duró 11 días

3.800 conductores de autobuses en Oslo y Viken se declararon en huelga la mañana del domingo 20 de septiembre. Todos los autobuses de Oslo y regiones estuvieron parados. La empresa de transporte público Ruter dejó de manejar sus autobuses en Oslo y Akershus. También se detuvo el tráfico de buses de las empresas de transporte público Brakar y Østfold Kollektivtrafikk en Buskerud y Østfold.

(Con información de NRK)