16 de noviembre: El consejo municipal de Oslo aumenta las restricciones para combatir los contagios de covid-19

Publicado el

El Ayuntamiento ha decidido prohibir las actividades de ocio bajo techo y los deportes de base para los jóvenes. Al mismo tiempo, aumenta el nivel de control en las escuelas. La escuela intermedia (en noruego: Ungdomskole) pasará del nivel amarillo al rojo en las medidas de control de infecciones.

El 10 de noviembre, el Ayuntamiento introdujo una reducción de las actividades sociales en Oslo como parte del tercer paquete de medidas contra el coronavirus. Esta semana, amplía el paquete de restricciones con varias medidas más:

  • Prohibición de actividades de ocio organizadas bajo techo para jóvenes de 13 a 19 años. Esto significa que deben cesar las actividades en, por ejemplo, coros, teatro, scouts, danza y de organizaciones. La prohibición no se aplicará a los niños en edad escolar primaria
  • Prohibición de deportes amplios de interior para jóvenes de 13 a 19 años. Esto significa que deben cesar los entrenamientos, por ejemplo, de fútbol, gimnasia, balonmano, voleibol y atletismo. La prohibición no se aplicará a niños en edad escolar primaria o deportes al aire libre. La prohibición tampoco se aplicará a quienes practican deportes a nivel profesional y que son menores de 20 años.
  • Pasan de nivel amarillo a rojo las medidas de control en establecimientos escolares con cursos de escuela intermedia. El nivel rojo sólo se aplica al nivel escolar intermedio. Esto significa, entre otras cosas, que los alumnos se dividen en grupos más pequeños y que se debe evitar el contacto entre los grupos. Medidas en cuanto a la asistencia y ordenamiento de horarios diferenciados para los alumnos, lo evaluará cada escuela.
  • Las actividades ordinarias de los clubes de ocio estarán cerradas, así también la Escuela Cultural de Oslo (en noruego Oslo kulturskole), para alumnos mayores a los de la escuela primaria. Aún será posible ofertar algunas actividades, pero de forma muy limitada, bajo estrictas reglas de control de infecciones, con restricciones de acceso, reglas de distancia, tamaño del grupo y obligación de uso de mascarillas.

“Sabemos que este es un mensaje duro para muchos jóvenes, pero el grupo de edad entre 16 y 19 años tiene la mayor proporción de contagios por cada 100.000 habitantes. Entre los jóvenes, todavía hay mucha movilidad y muchos encuentros sociales.Por lo tanto, más posibilidades de contagio que en otros grupos de edad. Si un joven se infecta en la escuela o en el entrenamiento, se lleva la infección a casa y expone a la familia al contagio. De manera que hemos optado por fortalecer el paquete de medidas que presentamos hace una semana y creemos que aumentará la probabilidad de golpear el avance del virus en Oslo. Nuestro objetivo es reducir las tasas de contagio lo más rápido posible y evitar entrar en la misma situación que vemos en muchas otras ciudades importantes de Europa”, dice el concejal, Raymond Johansen(del Partido Laborista).

El aumento de casos entre los jóvenes preocupa tanto a las autoridades sanitarias nacionales y a las locales de Oslo. Como resultado, muchas clases y grupos de escolares se ponen en cuarentena, lo que, a su vez, plantea desafíos para la detección de infecciones. Varios distritos informan que la carga de trabajo es ahora tan grande que la calidad del trabajo de localización de infecciones se ve debilitada.

“Es necesario introducir un nivel rojo en las escuelas intermedias ahora y así limitar la infección. Los estudiantes y todo el personal de la escuela han hecho un esfuerzo fantástico durante la pandemia. Haremos lo que podamos para hacer un seguimiento de los alumnos lo mejor posible en una situación muy exigente”, dice Inga Marte Thorkildsen (Partido Socialista).

Las medidas entraron en vigor el martes 17 de noviembre a las 13:00, pero en las escuelas intermedias entró en vigor el nivel rojo el mismo martes por la mañana.

Fuente: Comunicado de prensa página web municipalidad de Oslo

Traducido por Yanina López.