Tras brote de coronavirus en entorno rumano: La primera ministra noruega quiere acabar con el hostigamiento contra inmigrantes

Publicado el

Después de un importante brote de infección en un entorno rumano en Lyngdal, la primera ministra, Erna Solberg (Partido de Derecha), advierte contra el acoso a los nacidos en el extranjero.

El debate sobre el contagio por corona entre inmigrantes ha sido álgido en la última semana después de que el portavoz de las políticas de inmigración de FRP (Partido por el Progreso), Jon Helgheim, declarara que hay razones para creer que a sectores de la población inmigrante no les importa tanto la pandemia como al resto de la población.

El 34 por ciento de los contagios por corona registrados ahora corresponde a nacidos fuera de Noruega, incluidos los trabajadores migrantes, lo que hace que este grupo esté sobrerrepresentado en las estadísticas de contagios.

La Primera Ministra dice que no comparte la opinión de Helgheim.

- No, mi impresión, que se basa en reuniones con organizaciones tanto religiosas como otras que trabajan con comunidades inmigrantes, es que se toman esto muy en serio, ha dicho la primera ministra a NTB el domingo pasado.

Ese mismo domingo por la noche, Helgheim señalaba que la primera ministra se acercó el viernes pasado y apuntó con el dedo índice a un joven que, a su parecer, no hacía lo suficiente por mantener las distancias.

- El domingo me acusa de incitación porque digo que la población inmigrante también debe contribuir. También están sobrerrepresentados en las estadísticas de contagiados. Ella no es coherente, opera con un doble estándar, opina Helgheim.

Helgheim piensa que se deben tomar medidas específicas en el entorno de los inmigrantes, y que se trata de un trato igualitario y no de una incitación.

- En Oslo, los inmigrantes representan aproximadamente la mitad de los contagiados. Lo mismo ocurre en otras ciudades donde el contagio ha sido alto. Esto demuestra que debemos tomar medidas en las comunidades de inmigrantes para reducir el contagio. No tiene nada que ver con incitación.

Suecos, polacos y empleados de tiendas

La primera ministra advierte aumento de acoso contra personas de origen inmigrante.

- Debemos dejar de hotigarnos mutuamente. A menudo, es difícil para quien contrae la enfermedad, saber dónde y cómo se produjo el contagio. Puede ser una completa coincidencia. Muchas personas ahora se enferman sin que sepamos exactamente dónde se han contagiado, y entonces no hay razón para provocar o criticar. También es cierto que la mayoría de las personas que se contagian, probablemente, pueden rastrear sus raíces familiares a muchas generaciones atrás en Noruega, dice Solberg.

La Primera Ministra dice que ha recibido informes de que quienes están experimentando el mayor hostigamiento ahora son los suecos, los polacos y los empleados de las tiendas.

- Los suecos que han trabajado en Noruega se han sentido regañados y provocados, lo que no es bueno para nuestra cooperación nórdica. Los polacos que vienen a Noruega experimentan lo mismo porque muchos ahora vienen de Polonia y son portadores de la infección. Los empleados de la tienda se sienten provocados porque se les regaña puesto que se sientan detrás de un plexiglás en lugar de usar una mascarilla, dice.

Rechaza el argumento sobre falta de información

En Lyngdal, el fin de semana pasado, se registraron 43 personas contagiadas después de cinco reuniones religiosas en una congregación rumana. Según la doctora municipal, Henriette Pettersen, las dificultades del idioma es una de las razones por las que la comunidad parroquial no se había informado sobre las últimas restricciones para eventos.

Solberg rechaza que el gobierno haga muy poco para brindar información a las comunidades de inmigrantes.

- Hemos hecho mucho, pero siempre habrá grupos de personas que no entiendan las reglas que tienen las autoridades noruegas, dice.

Señala que el gobierno, en colaboración con organizaciones de inmigrantes, ha realizado una serie de videos informativos y que el gobierno trabaja en estrecha colaboración con diversas organizaciones religiosas y otras organizaciones relacionadas con la población inmigrante para utilizar sus redes con fines informativos.

- Experimentamos que esto se toma muy en serio, precisamente porque existe una tendencia en algunos de los grupos de inmigrantes a enfermarse debido a que existe una mayor proporción de enfermedades de base en la población inmigrante, añade.

- ¿Puede ser peligroso hacer declaraciones del tipo "les importa menos"?

- Creo que deberíamos centrarnos en acabar con el contagio y no en todo lo que se dice en publicaciones, dice Solberg.

Fuente: VG

Actualizado: 15.11.20

Traducido por Yanina López 21.11.2020