La comunidad local está de luto por la muerte de un menor de 13 años: - Era un niño de buen corazón

Publicado el

Dhenujen Yogathas de tan solo 13 años de edad falleció el pasado viernes, tras ser atropellado por un vehículo en el sector de Grorud en Oslo el jueves. "Él era parte de nosotros, declara un empleado del centro de actividades que el niño visitaba con frecuencia.

La comunidad local de Furuset está de luto después de conocerse que un menor de 13 años muriera por las heridas que sufrió al ser atropellado por un vehículo el jueves. Un hombre se encuentra detenido y es acusado de homicidio negligente en el caso, luego de que el como conductor supuestamente huyó del lugar, sin prestar ayuda al niño.

El nombre del niño, Yogathas se ha hecho público con el permiso del abogado de la familia, Morten Engesbak.

"Todos los empleados y residentes de la comunidad local están profundamente conmovidos por lo ocurrido. Dicen que extrañan al niño. "Él era parte de nosotros", expresó Anas Jarrari de 19 años al diario VG.

Jarrari trabaja en la biblioteca y la Casa de actividades de Furuset y en el foro de Furuset, lugar que Yogathas a menudo visitaba para jugar y hablar de todo tipo de cosas. Describe al menor de 13 años como un niño activo en la comunidad local.

"Este incidente es muy trágico. Nos ha afectado a todos de una manera que no se puede describir", dice Jarrari.

Sin sentido e injusto

Yogathas solía visitar el centro de actividades varias veces a la semana. A veces simplemente para saludar al personal o para quedarse allí varias horas.

"Probablemente habría estado aquí hoy, si esto no hubiera sucedido", señala Jarrari.

Jarrari describe al menor como un niño de buen corazón, positivo y que quería a la gente.

"Y la gente también lo quería. No hay nada negativo que decir de él. Le agradaba a todo el mundo. Apreciaba todo lo que tenía y todo lo que le daban", cuentan sus amigos.

Rune Gjelberg es coordinador de proyectos en el Foro Furuset. Conoció al chico de 13 años a través de su trabajo juvenil.

"Era un esparcidor de alegría que buscaba el contacto. Un rayo de sol que hablaba con todos en su camino", cuenta Gjelberg al periodico VG.

Según el coordinador del proyecto, Yogathas estaba involucrado en todas las actividades y era amigo de todos.

El conductor huyó del lugar

El jueves por la noche, la policía informó que el niño había sido atropellado posiblemente sea un vehículo BMW/SUV de color negro. El atropello ocurrió en una intersección en dirección a Grorud en la calle Maria Dehlis vei. El conductor huyó del lugar.

El hombre acusado de asesinato negligente del niño le dijo a la policía que sintió pánico después del accidente y que vio que había otras personas que podían ayudar, según ha dicho el abogado defensor del hombre, Harald Fjeldstad, al diario VG.