Conmoción en Noruega: 10 desaparecidos y más de 900 evacuados por corrimiento de tierras en Gjerdrum

Publicado el

10 personas se encuentran desaparecidas y más de 900 has sido evacuadas de sus hogares tras un deslizamiento de tierras ocurrido en Ask, Gjerdrum, una comuna situada al norte de Oslo. Hay 10 heridos, uno de ellos se encuentra en estado de gravedad según informa la prensa local que asegura que el fenómeno impactó en 21 hectáreas, destruyendo varias viviendas en Gjerdrum, localidad donde residen 6800 habitantes ubicada 25 kilómetros al noreste de Oslo.

"Varias casas fueron arrasadas por el deslizamiento de tierra. Los servicios de emergencia, con la ayuda de la defensa civil noruega y del ejército, están llevando a cabo las evacuaciones", indicó la policía por Twitter. A mediodía todavía había corrimientos del terreno.

El número de desaparecidos se ha ido reduciendo desde los 21 iniciales y por la tarde ya solo quedaban 10 por localizar. "No sabemos si están en la zona afectada, si se fueron de vacaciones o si no pueden contactar a la policía", informó la policía en un comunicado. El suceso ocurrió sobre las 4 de la madrugada, hora local, por lo que es de suponer que los vecinos que residían en la zona estaban durmiendo.

Otras 10 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad y que fue enviada a um hospital de Oslo. "La policía calificó el acontecimiento como una catástrofe", informó a la cadena de televisión NRK el líder de operaciones de rescate Roger Pettersen a la televsora NRK.

Según Pettersen, el número de afectados a las 21:00 horas es de 1,000 personas.

La policía informó que tiene conocimiento de que puede haber más personas vivas en la avalancha, y no descarta la posibilidad de que haya más personas desaparecidas fuera de la avalancha que se presentarán a la policía durante la noche.

"Seguiremos buscando sobrevivientes durante la noche y mañana por la mañana", declaró Pettersen.

Las condiciones de trabajo del equipo de rescate en el lugar siguen siendo extremadamente exigentes y peligrosas.

"Es una catástrofe”, dijo la primera ministra Erna Solberg, tras visitar el lugar. "Podría haber gente atrapada, pero no podemos estar seguros, porque como estamos en vacaciones de Año Nuevo mucha gente pudo haber salido de sus hogares”, dio a conocer la primera ministra, quien reconoció que las labores de rescate tomarán mucho tiempo. Las autoridades no han descartado que haya personas fallecidas.

"Nos hizo mal ver cómo la fuerza de la naturaleza arrasó con Gjerdrum. Mis pensamientos están con todas las personas que fueron afectadas por el deslizamiento de tierra", maifestó en las redes sociales Erna Solberg.

Lluvia y suelo arcilloso

"Varias casas fueron arrasadas por el deslizamiento de tierra. Los servicios de emergencia, con la ayuda de la defensa civil y del Ejército, están llevando a cabo las evacuaciones", indicó la policía por Twitter. "Es imposible hacer rescates, salvo usando helicópteros”, agregó Solberg, pues el terreno está muy inestable y entrar allí pondría en riesgo la vida de los rescatistas.

"Hubo dos temblores muy largos y pensé que estaban sacando la nieve o algo así, pero luego se fue la electricidad y un vecino llegó para avisarnos que debíamos evacuar, así que desperté a mis tres nietos y les dije que se vistieran rápido", dijo una vecina. Las copiosas precipitaciones de las últimas jornadas habrían reblandecido el suelo arcilloso del lugar, produciendo el deslizamiento, informó la televisora NRK.