Noruega comienza el 2021 con nuevas y dramáticas medidas para detener la pandemia

Publicado el

Noruega restringe la venta de alcohol y aplica nuevas restricciones ante el repunte de casos de COVID-19. La Primera ministra Erna Solberg ha recomendado a los ciudadanos noruegos que no reciban visitas en sus hogares durante los próximos 14 días.

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, ha presentado una nueva serie de restricciones para frenar el repunte de contagios de coronavirus, entre las cuales se incluye prohibir la venta de alcohol en los restaurantes y acontecimientos de todo el país.

Así lo ha anunciado este domingo en una rueda de prensa Solberg, que también ha comunicado que las reuniones privadas fuera de casa no podrán ser de más de cinco personas y que las tiendas y centros comerciales limitarán el aforo para mantener el distanciamiento social.

Por otro lado, el máximo de personas para eventos deportivos de interior, eventos culturales, ceremonias, entre otros, será de diez personas, aunque "la mayoría de estos eventos no están en línea con las recomendaciones nacionales y, por lo tanto, deben posponerse o cancelarse", reza el comunicado emitido por el Gobierno.

Respecto a la educación, toda la enseñanza deberá ser digital hasta el 18 de enero y todas las escuelas del país pasan al nivel rojo, mientras que se anima a aplicar el teletrabajo siempre que sea posible.

Todas estas medidas se aplicarán por un período preliminar de dos semanas, a partir del 4 de enero, ya que "las infecciones están aumentando y se están extendiendo a nuevas partes del país", ha alertado la líder. Además de las medidas obligatorias, Solberg también ha recomendado a los noruegos que no reciban visitas en casa durante los próximos 14 días, mientras que el ministro de Salud, Bent Høie, ha pedido "un descanso social de Año Nuevo para todos".

Noruega es uno de los países de Europa con menor índice de incidencia. Hasta el lunes 4 de enero se han registrado en el país un total de 51.245 casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, 449 fallecidos y hay 129 pacientes hospitalizados.