Ascienden a siete los muertos tras el deslizamiento de tierra en Gjerdrum

Publicado el

Los socorristas encontraron un séptimo fallecido entre los escombros cuatro días después del deslizamiento de tierra ocurrido en Gjerdrum, a 50 km de Oslo, indicó este domingo la policía, que todavía busca a otras tres personas desaparecidas.

Los siete cuerpos sin vida fueron hallados por los servicios de rescate noruegos tras el corrimiento de tierra que sepultó el pasado miércoles a más de una veintena de personas cerca de la capital del país.

Desesperada búsqueda contrarreloj para encontrar a los tres desaparecidos

Todavía queda gente atrapada bajo la nieve y los voluntarios tienen intención de seguir con las tareas aunque han pasado más de 100 horas desde el incidente, por lo que confían que estén "en bolsas de aire", señalo la policía.

Encuentran a un perro sano y salvo entre los escombros

Los equipos de rescate aún esperan encontrar con vida a las tres personas desaparecidas en el lugar. Siguen buscando durante la noche y el lunes fue encontrado un pequeño perro entre los escombros. El animal saltó de las ruinas de una casa siniestrada por el desprendimiento.

"Es algo reconfortante. Esta noche hemos encontrado a un perrito en buen estado. Salió de algunos restos de casas en el área donde realizamos las búsquedas de hoy", confirma el líder de operaciones, Ivar Myrbø el lunes por la noche, según dio a conocer la televisora estatal NRK..

"Es una alegría para nosotros, eso nos motiva a seguir trabajando tenazmente en la obra de rescate", asegura también el jefe de operaciones del servicio de bomberos, Gøran Syversen.

El 30 de diciembre la tierra se hundió en Ask, en el municipio de Gjerdrum, ubicado a 50 km al noreste de Oslo, arrastrando unas cuarenta viviendas. Más de mil personas fueron evacuadas.

Este domingo, el rey Harald de Noruega visitó el lugar de la tragedia y allí describió el incidente como "absolutamente terrible" y "difícil de expresar en palabras".

Tras entrevistarse con los equipos de rescate, el rey junto a la reina Sonja y el príncipe Haakon se dirigieron a la iglesia de Gjerdrum, donde encendieron cirios por las víctimas, antes de hablar con sobrevivientes.

Se tiene constancia de una decena de heridos, uno de ellos de gravedad. Los bomberos aseguraron que se siguen buscando supervivientes, según el diario local VG, pero que es un trabajo complicado porque aún existe la posibilidad de deslizamientos por lo que, aunque hay muchas medidas de seguridad, existen riesgos.

Tras una primera etapa con helicópteros y drones, la búsqueda está siendo llevada a cabo principalmente con perros que marcan el terreno antes de la entrada de los equipos.

La tierra que se desprendió es un tipo de arcilla específica de Noruega y Suecia que puede licuarse y colapsar rápidamente, pero la probabilidad de que se produzca un deslizamiento de tierra similar en la zona sigue siendo baja, según la dirección de agua y energía de Noruega (NVE).

Algunas casas se desplazaron hasta 400 metros, indicó el reporte. En la ladera de la colina se puede ver un enorme agujero con los escombros de las casas.

La policía publicó el viernes una lista con los nombres de los diez desaparecidos, dos niños de 2 y 13 años de edad y ocho adultos.

Los periodicos noruegos han publicado imágenes de las víctimas del desprendimiento de tierra ocurrido el pasado 30 de diceimbre en Ask, comuna de Gjerdrum donde residen más de 6000 habitantes. Foto: Internet.