3.654 detenciones en Rusia en las masivas protestas a favor de la liberación de Alexéi Navalni

Publicado el

Decenas de miles de personas salieron a protestar en Rusia para exigir la liberación de Alexéi Navalni que se encuentra en prisión preventiva desde principios de semana. La periodista del canal Euronews, Galina Polonskaya, informa desde Moscú que las temperaturas de hasta -50 grados no enfriaron los ánimos en la jornada de este sábado.

"Personas de más de 90 ciudades de toda Rusia salieron a las calles a apoyar a Alexéi Navalni. Previamente, el Kremlin había advertido que las manifestaciones no autorizadas eran inaceptables. En Moscú, en la plaza Púshkinskaya, las detenciones comenzaron casi inmediatamente", informa Polonskaya.

Las autoridades rusas detuvieron durante las protestas de este sábado en apoyo al líder opositor Alexéi Navalni a 3.654 personas en 122 ciudades de Rusia, informó hoy el portal OVD-info.

Tras varias horas detenida, la esposa de Navalni fue liberada, informaron las autoridades policiales. Yulia Navalnaya fue detenida por participar en la manifestación de Moscú.

En el centro de la capital rusa, las fuerzas antidisturbios arrestaron a unas 300 personas, según informan oenegés. Las protestas seguían en Moscú después del mediodía y la policía seguía golpeando con porras a los manifestantes que les lanzaban bolas de nieve.

En San Peterburgo también había unas 10.000 personas manifestándose, según una periodista de la AFP.

Esta jornada de protestas, organizada por Navalni y sus seguidores, es la más importante desde las organizadas, también por el activista, en el verano de 2019 en Moscú.

Las manifestaciones del sábado se producen además a pocos meses de las legislativas, a las que el partido en poder del presidente Vladimir Putin, Rusia Unida, llega con su popularidad mermada.

El equipo de Navalni calificó estas manifestaciones como las "mayores de la historia rusa contemporánea". "Fue una protesta a escala de todo el país. Le mostramos a Putin nuestra fuerza", afirmaron los seguidores del opositor, al convocar a nuevas manifestaciones para el próximo fin de semana.

Según los opositores, la jornada del sábado significó "una victoria del valor y el espíritu sobre el terrorismo de estado".

El equipo de Navalni llamó a sus seguidores a no dejarse amedrentar por "los propagandistas" del Estado y prometió reembolsar las multas impuestas por las autoridades.

Por su parte el vocero del Kremlin, Dimitri Peskov, declaró este domingo que “salió poca gente” en las marchas de protesta del sábado anterior.

“Esto conviene a quienes quieren desestabilizar la situación, pero en realidad no se desestabiliza. Dicen que salió mucha gente. No, salió poca gente, mucha gente vota en favor de (el presidente Vladimir) Putin”, dijo Peskov a un canal de la televisión pública.

Según los últimos datos, las protestas tuvieron lugar por primera vez en 110 ciudades y localidades de Rusia, en las cuales una cifra estimada de entre 120 mil y 160 mil personas –sin temer los riesgos de participar sin permiso: golpes, detenciones, multas, cárcel– exigieron la libertad del líder opositor. En Londres, Berlín, varias ciudades de Estados Unidos, Tokio, Bruselas, La Haya, Praga, Helsinki y muchas otras ciudades del mundo también hubo actos en favor de Navalny.

(Euronews, Página 12)