Virus mutante británico: aumentan a 134 los casos en Oslo

Publicado el

Antes del fin de semana, 94 personas habían sido diagnosticadas con la mutación británica del virus en Oslo. El lunes, el número aumentó a 134; un aumento del 42 por ciento.

Algunos de los análisis se han tomado de muestras que se remontan algo en el tiempo. Por lo tanto, hay casos que han sido diagnosticados con una mutación que ya han sido declarados sanos.

Ya antes del fin de semana, se había registrado un total de 110 casos nuevos de la mutación británica en Noruega. Así lo indican las nuevas cifras del Instituto de Salud pública (FHI) del día de ayer (8 de febrero). También se han registrado dos casos de la variante sudafricana.

– Los contagiados por la variante británica son más de lo que esperábamos, dice el consejero de salud en Oslo, Robert Steen, a VG el lunes recién pasado.

Steen informa que el municipio no aligerará las restricciones en un futuro próximo. La razón es precisamente la propagación de las variantes mutadas.

Las variantes mutadas han provocado el cierre de varios municipios del país. En Ulvik, prácticamente 1 de cada 10 habitantes se ha contagiado de un brote con la mutación británica.

Robert Steen señala que en Oslo se han evitado grandes brotes con las variantes mutadas, pero que las cifras que vemos ahora son preocupantes.

– Existe una gran incertidumbre sobre los dos virus mutados. Vemos brotes con grandes tasas de contagio en otras partes del país. Hasta ahora, Oslo ha evitado grandes brotes y creo que se debe a que tenemos medidas muy estrictas, dice.

– Pero, por cada caso, aumenta la posibilidad de un brote de virus mutado aquí también. Por eso me preocupa este número.

La municipalidad informa a VG que el municipio carece de un rastreo completo de 35 de los casos de mutación británica. Al mismo tiempo que varios de los casos son antiguos y están aclarados.

– ¿Tienen control sobre los casos de contagio?

– No tenemos brotes importantes en Oslo, sino grupos pequeños con el virus mutado. En 35 casos con el virus británico, no tenemos un rastreo completo de la ruta de contagio. La detección todavía está en curso, dice Steen.

Puntualiza, además, que en Oslo se hacen más pruebas y que por ello se detectan más casos en la capital que en otros lugares.

Fuente: VG

Titular elegido por Radio Latin-Amerika.

Traducido por Yanina López