Raymond Johansen preocupado por Oslo: “Hay un límite de cuanta carga más puedan soportar las personas”

Publicado el

El líder del consejo municipal, Raymond Johansen, advierte que existe un límite acerca de cuanta carga más pueden soportar las personas. Ahora, el municipio desea recuperar el control sobre el nivel de restricciones.

– Hoy, han pasado exactamente tres meses desde que iniciamos el cierre de Oslo. Han sido tres meses con restricciones estrictas para niños y jóvenes. Tres meses en los que la gente no ha podido ir al gimnasio o a un restaurante con amigos, dice el concejal Raymond Johansen.

Le preocupa que Oslo se esté acercando a un punto de quiebre:

– Nos damos cuenta de que el peso de las restricciones es demasiado grande. Que la gente ha estado mucho tiempo en una ciudad cerrada. Estoy, sinceramente, preocupado de que Oslo se esté acercando a un punto de quiebre, dice y continúa:

– Por la salud mental de las personas. Para los niños y jóvenes, para los deportes organizados, las instituciones culturales, para cualquiera que vea que los trabajos y las empresas están en riesgo, para todos los solteros y familias numerosas, hay un límite de lo que pueden cargar como personas.

Este martes, el gobierno anunció que se continuará con estrictas medidas en Oslo y varios municipios del este, durante una semana más. Johansen informa que el municipio recuperará el control del nivel de medidas.

– A partir de la semana que viene, el municipio de Oslo volverá a tener control sobre las medidas.

– Si tenemos control del contagio de importación, debe reflejarse en las medidas que tengamos aquí en la ciudad, añade.

Rueda de prensa en el Municipio de Oslo el martes 9 de febrero. Foto: Radio Latin-Amerika.

Preparándose para una reapertura gradual de la ciudad

Raymond Johansen comenta que la situación puede cambiar rápidamente, a pesar de que el municipio - hasta ahora - ha tenido control de los casos de contagio.

– Ahora tenemos un margen de tiempo que nos permite vacunar antes de que el nuevo virus mutado se propague y tome el control, dice.

El municipio de Oslo se está preparando gradualmente para un nivel amarillo en las escuelas secundarias.

– No detenemos todas las medidas de un día para otro, sino que nos preparamos para reabrir más la ciudad, poco a poco. Debemos estar preparados para introducir medidas nuevamente y con poca antelación, dice Johansen.

Si las variantes del virus mutado no hubieran circulado en Noruega, tal vez, Oslo tendría más reapertura ahora, ha dicho el consejero de Salud de Oslo, Robert Steen, a VG:

– Probablemente, hubiera sido posible abrir más, por ejemplo, actividades de ocio para jóvenes y quizás adultos. Se hubiera podido reevaluar el servir bebidas alcohólicas y toda la discusión sobre si nivel rojo o amarillo en la escuela secundaria.

Varios casos de virus mutado

134 personas han sido diagnosticadas con la variante del virus británico en Oslo. Hay más de lo esperado, dijo el lunes a VG el consejero de Salud de Oslo, Robert Steen.

– Entre el 12 y el 13 por ciento de las muestras de Oslo analizadas arrojan que se trata de un virus mutado. Es el mismo nivel que en Dinamarca, dice el consejero de salud.

Noruega tuvo un mejor punto de partida, con tasas de contagio más bajas que Dinamarca.

Hoy, el municipio tiene 35 casos en los que no existe un control total de las rutas de transmisión.

El Consejal para la salud del Municipio de Oslo, Robert Steen. Foto: Radio Latin-Amerika.

– Debemos mantener medidas estrictas de control de contagios durante un tiempo más, al mismo tiempo que consideramos una reapertura cuidadosa y controlada de la ciudad sin darnos cifras específicas para una reapertura, dice Steen.

Pues, cada vez que el municipio ha sentido que tiene el control, ha sucedido algo nuevo, dice el consejero de salud.

– La única forma de salir de esto es la vacunación. Cuanto antes nos vacunemos, mejor, agrega.

Fuente: VG

Titular elegido por Radio Latin-Amerika - Traducido por Yanina López