El gobierno retira medidas nacionales en los municipios del Este de Noruega

Escrito por Yanina López
Publicado el

El gobierno retira medidas nacionales en los municipios del este de Noruega y, por lo tanto, los municipios pueden volver a sus propias medidas locales.

Así lo afirmó el ministro de Salud, Bent Høie (H), en una conferencia de prensa este martes por la tarde.

– El Instituto de Salud Pública (FHI por sus siglas en noruego) considera que Oslo y Viken tienen ahora una mejor visión general de la situación de contagio y una mejor capacidad para realizar pruebas, rastrear y poner en cuarentena, dice Høie.

Por tanto, las autoridades sanitarias ya no consideran necesaria la aplicación de las medidas resueltas a nivel nacional. Por ello, estas se levantan a partir de este jueves.

Esto significa que, a partir de este jueves, los centros comerciales y salas de lectura en universidades y colegios pueden reabrir si los municipios así lo deciden. Lo mismo en materia de gimnasios y bares.

Ahora dependerá de cada municipio qué medidas quiere tener, según su propia situación de contagio. De modo que no es seguro que cesen las medidas que incluyen cierres de bares y centros comerciales.

Høie dice también que el gobierno está trabajando para evaluar cuál debería ser el próximo nivel nacional de medidas.

Además de Oslo, Halden y Sarpsborg, que han tenido las medidas más estrictas, el gobierno también retira medidas en el resto de municipios del anillo 2 que incluye a los siguientes:

Asker, Bærum, Fredrikstad, Hvaler, Indre Østfold, Lillestrøm, Lunner, Lørenskog, Moss, Nittedal, Nordre Follo, Rakkestad, Rælingen, Råde, Skiptvet, Våler y Ås.

Hvaler y Fredrikstad quieren un día adicional de medidas nacionales para poder planificar cómo continuar con las medidas por su cuenta.

Bent Høie advierte a la gente que no crea que esto conduce necesariamente a mayor flexibilidad.

– Los municipios decidirán en los próximos días las medidas locales por sí mismos. La gente tiene que mantenerse al día. El cese de medidas nacionales no conduce necesariamente a un alivio en el municipio en el que viven, dice Høie.

Oslo - Breakpoint

Por su parte, el concejal de la ciudad de Oslo, Raymond Johansen (Partido Laborista), dice que está contento de que los municipios vuelvan a asumir la responsabilidad. Se trata de adaptar las medidas tanto como sea posible a las condiciones locales, cree.

Las cifras aumentaron algo en Oslo la semana pasada y Johansen espera un aumento adicional durante esta semana.

– Tasas de contagio más bajas a lo largo del tiempo, un mayor control de los contagios de importación y una mayor vacunación, pueden ofrecer algún alivio en el futuro, dice el concejal a NRK.

– Al mismo tiempo, no hay duda de que la situación sigue siendo grave y de que la población de Oslo debe respetar las estrictas restricciones vigentes. La reapertura se llevará a cabo de forma gradual y controlada. No vamos a correr riesgos, añade Johansen.

Høie, por su parte, dice que el municipio está de acuerdo con el gobierno en que los niños y los jóvenes son los primeros en la fila para evaluar la disminución de restricciones.

– Quiero enfatizar que los municipios también deben tener en cuenta que, si consideran una disminución de medidas para los niños y jóvenes, esto tiene consecuencias sobre las disminuciones que puedan implementar para los adultos, dice.

– Estamos atentos y hay que tener en cuenta que puede ser necesario implementar medidas para reducir la movilidad en áreas más grandes, agrega.

Brotes del virus mutante

El subdirector de salud, Espen Rostrup Nakstad, dijo en la conferencia de prensa que el nivel de contagios en Noruega es ahora cerca de 40 veces más alto que en último verano. Sin embargo, se encuentra en el nivel más bajo de Europa.

El resultado del techo de patrón nacional que se hizo en enero ha reducido a la mitad las tasas de contagio en Noruega, señala Nakstad. También señaló que varios países europeos tienen medidas mucho más intrusivas que en Noruega, citando a Francia, Alemania, Grecia, Italia, España, Portugal, los Países Bajos, Dinamarca e Irlanda como ejemplos.

– En Irlanda, el cierre ha sido casi total desde diciembre. Aquí, los virus mutados constituyen ahora más del 60 por ciento de todos los contagios, dice Nakstad.

– En el futuro, hay que actuar con mayor rapidez ante los brotes y tener en cuenta que la mayoría de los brotes se deben a virus mutados, agrega.

Señala que los virus mutados se transmiten más fácilmente en interiores, lo que significa que las escuelas deben tener especial cuidado al reabrir. La ventilación, dice Nakstad, se vuelve más importante entonces.

– Aún se aplica una distancia de al menos 1 metro en un aula en un nivel amarillo. Deben evitarse los apretones de manos y los abrazos. Si se protege a tantos como sea posible, también se asegura de que menos estudiantes sean puestos en cuarentena la próxima vez que alguien dé positivo, dice Nakstad.

– También es posible realizar pruebas periódicas en universidades y colegios, donde el contagio es alto.

Nakstad también destacó tres formas con las que las autoridades sanitarias noruegas mantendrán bajo el nivel de contagio:

– La primera es seguir teniendo una buena red de seguridad nacional con los consejos y normas de control de contagios que seguimos a diario. Hemos estado haciendo esto durante casi un año. Hemos estado en casa cuando estamos enfermos, hemos mantenido la distancia y nos hemos examinado para detectar síntomas. Eso es lo más importante.

– Número dos: continuar con el control fronterizo, con pruebas y cuarentena para las personas que ingresan al país, también da un buen efecto, dice Nakstad y se refirió al nuevo centro de control establecido por la Dirección de Salud de Noruega. Esto significa que las personas que llegan al país reciben mensajes de texto y llamadas en su propio idioma, para comprobar si se mantiene la cuarentena.

La tercera es el TISK reforzado (pruebas, aislamiento, seguimiento del contagio y cuarentena), dice Nakstad.

El municipio de Oslo ha convocado una conferencia de prensa este miércoles a la 13 hrs.

Fuente: NRK Nyheter