Encuesta: Ciudadanos de Oslo cansados por coronavirus, pero no todos esperan con ansias los apretones de manos y los abrazos

Publicado el

Hoy, 12 de marzo, se cumple un año desde el cierre de Noruega para hacer frente al coronavirus. Actualmente muchos habitantes en Oslo están menos preocupados por la pandemia ahora que antes y no sienten que puedan tolerar más restricciones. Sin embargo, los habitantes capitalinos siguen siendo compasivos y desean continuar con algunos hábitos preventivos a largo plazo.

A pesar de la alta presión de la infección, las nuevas mutaciones del virus y el bajo número de vacunados: uno de cada tres habitantes en Oslo siente que ya no puede hacer frente a más restricciones ahora, y uno de cada cinco tiene menos miedo a la infección ahora que en una anterior fase de la pandemia. Estos son los resultados de una encuesta realizada por YouGov a pedido de Farmasiet, la farmacia en línea más grande de Noruega.

Sin embargo, la encuesta muestra que el 96 por ciento de los residentes del condado siguen las recomendaciones tal como antes, y que los habitantes de Oslo son generalmente eficientes al mantener las rutinas preventivas ante la pandemia.

"Resulta satisfactorio ver que la mayoría de los ciudadanos en Oslo todavía sigue las restricciones. El hecho de que tantos teman menos a la infección puede estar relacionado con el hecho de que ahora tenemos más conocimiento sobre la pandemia que antes, y que las medidas de control de infecciones han ayudado a proteger a las personas", declara Lisa Grinaker, gerente especializada de Farmasiet.

"Además, puede estar relacionado con el hecho de que muchos habitantes de Oslo se sienten aburridos y que más personas están comenzando a acercarse al umbral de lo que pueden tolerar de las restricciones. Lo entiendo bien y observo que los habitantes de Oslo siguen en forma complaciente las recomendaciones", indica Grinaker.

En general, en Noruega, las mujeres parecen ser más negativas ante las restricciones para frenar el coronavirus, mientras que la encuesta indica que es menos probable que los hombres las sigan.

______________________________________________________________________________

La sensación de los habitantes de Oslo a un año después del cierre de Noruega

  • Uno de cada tres siente que no puede soportar más restricciones
  • Uno de cada cinco siente menos miedo a la infección ahora que al principio de la pandemia
  • El 96% sigue las restricciones al igula que al comienzo de la pandemia
  • El 57% no se anima a nuevamente tomar a las personas de la mano o a dar abrazos

  • Uno de cada cuatro continuará aumentando las compras por internet, incluso después de que termine la pandemia

______________________________________________________________________________

No puedo esperar para dar un abrazo

A pesar del creciente cansanciode por la pandemia, hay ciertas tendencias que la gente en Oslo desea mantener. La mitad de la población del condado no espera volver a apretar o tomar a la gente de la mano cuando termine la pandemia. Uno de cada cinco habitantes capitalinos incluso afirma que es bueno no tener que tomar a las personas de la mano o dar abrazos y espera que esta tendencia continúe después de los tiempos del coronavirus.

"Aunque más personas desean volver a abrazar, este es un momento fantástico para aquellos que no les gusta. Sin embargo, espero que algunos hábitos como el lavado de las manos y toser en el codo del brazo continúen a largo plazo. Esto puede ayudar a prevenir la transmisión de otras enfermedades y mantenernos en general más saludables", señala Grinaker.

Según las estadísticas, a nivel nacional, es la generación más joven la que está más satisfecha con las rutinas de saludo de hoy y esperan que estas continúen después de la pandemia.

Siguen las compras por internet

No es solo la reducción del contacto corporal se ha vuelto popular desde el cierre de Noruega y Oslo. El comercio electrónico también ha recibido un impulso sólido. Más de 200.000 personas en Oslo compran más en línea ahora que antes, y uno de cada tres habitantes cree que la gente debería comprar en línea en estos tiempos de coronavirus.

"Varias tiendas en línea han mejorado su venta durante la pandemia, algo que el 24 por ciento de los residentes del condado ha notado. Y cuando se trata de farmacias en línea, son más las que han abierto los ojos al hecho de que pueden pedir productos con receta en línea, revela Grinaker.

Aunque más personas esperan poder usar nuevamente el carrito de compras, participar en degustaciones y tener gratas conversaciones ante el mostrador de alimentos frescos, Uno de cada cuatro personas en Oslo afirma que continuará comprando más en línea, incluso después de la pandemia.

"El tiempo desde el 12 de marzo del año pasado ha sido difícil, y tengo entendido que las personas están cansadas de la pandemia. Con suerte, las cosas se aliviarán pronto, para que tengamos una mejor vida cotidiana en la que podamos elegir qué hábitos del tiempo de coronavirus queremos detener y cuales deseamos mantener. Una cosa es segura: el pueblo noruego ha contribuido en forma eficiente ante esta contribución nacional, y después de este esfuerzo nos merecemos un apretón de manos y un abrazo, siempre y cuando lo deseemos", finaliza Lisa Grinaker.

Sobre la encuesta

La encuesta fue realizada en febrero de 2021 por YouGov a pedido de Farmasiet. Se ha realizado ante un número seleccionado representativa de encuestados de entre 18 y 74 años de edad. Ha tenido como objetivo descubrir actitudes y hábitos asociados a la farmacia, la higiene, las compras online y otros. Un total de 1.012 personas fueron encuestadas en Noruega y, por lo tanto, el estudio es representativo en la mayoría de los condados del pais.