Oslo: Cansancio y aumento de contagios en las escuelas de Grorud

Publicado el

La presión por el nivel de contagios en Oslo está aumentando y, ahora, el contagio es más alto en el distrito de Grorud. Una escuela ha cerrado mientras que otra tiene unas 200 personas en cuarentena.

– Tuvimos que cerrar porque el número de contagios entre los estudiantes ha aumentado drásticamente. En este momento, más de 20 estudiantes y un empleado están contagiados, dice el director de la escuela Bjøråsen, Rachid Sealiti, al diario VG.

Se pusieron en cuarentena un total de siete cursos, y ahora la escuela está cerrada hasta después de Semana santa. La decisión la ha tomado el médico jefe de distrito de Grorud.

– Creo que es una buena y sabia decisión, para que podamos prevenir contagios entre los estudiantes. Quiero recordarle a la gente lo grave que es la situación y las medidas que se aplican, dice.

En lo inmediato, contarán con enseñanza digital y se han puesto en marcha varias medidas para mejorar la orientación familiar.

– Se ha contratado a dos estudiantes de pedagogía para ofrecer ayuda con las tareas digitales. Además, hemos creado una línea telefónica para brindar ayuda social con orientadores, trabajadores sociales y un educador parvulario, dice Sealiti.

– Este es un momento muy difícil para los jóvenes y necesitan a alguien con quien hablar. Espero que mucha gente aproveche la oferta de servicios, añade.

Una situación precaria

En la escuela de Ammerud, que se encuentra a unos tres kilómetros de la escuela de Bjøråsen, también hay contagios. El director envió cartas a los padres con el titular "Información sobre la precaria situación a raíz del coronavirus en la escuela de Ammerud".

– La escuela tiene 14 estudiantes y dos empleados que están contagiados. Un total de 168 estudiantes y el personal han sido puestos en cuarentena en nuestra escuela, dice la directora, Kiet Minh Dang.

– Teníamos la situación bajo control desde marzo del año pasado, pero esta semana hubo un aumento. Por eso hemos enviado una carta a todos los padres. De momento, no hemos cerrado, agrega.

Casi 200 personas en cuarentena y en cuarentena cautelar

En la escuela Apalløkka, hay pocos casos de contagio, pero casi 200 estudiantes y profesores están en cuarentena y cuarentena cautelar.

– La diferencia entre hoy y antes de Navidad es que ahora son muchísimos los que entran en cuarentena cautelar. Si, por ejemplo, un estudiante ha estado en contacto cercano con una persona contagiada, entonces toda la familia debe estar en cuarentena por precaución, dice la directora de Apalløkka, Elisabeth Dullum.

– Se requiere mucha reorganización cuando profesores y estudiantes entran, repentinamente, en cuarentena. Tratamos de ser positivos, pero también estamos cansados, dice.

También le gustaría agradecer a todos los padres y maestros por su paciencia.

– Me siento muy mal cada vez que tengo que enviar un mensaje sobre cuarentenas, pero me reciben con paciencia y buenos comentarios, dice.

"Muy altos niveles de contagio"

La presión por el nivel de contagios es ahora claramente más alta en el distrito de Grorud, con 953 contagiados por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas; lo que el propio distrito describe como "muy alto". El distrito ha superado a Stovner donde el número es 913, según el municipio de Oslo.

– Los números nos muestran que son más las personas que se han hecho la prueba y eso significa que identificamos a más personas contagiadas. Pero la cantidad de contagiados también está aumentando al igual que en todo el país, dice la jefa de comunicación, Gry Sjødin Neander, a VG.

Además de los residentes en hogares de ancianos, 454 personas en el grupo de edad de 75 a 84 habían recibido dos dosis de vacuna, mientras que 150 habían recibido una, se informó a VG el viernes por la tarde. Las cifras acerca de los mayores de 85 años fueron 324 y 51, respectivamente.

Varias medidas

– Tenemos varias medidas y usamos activamente estaciones de prueba móviles que están ubicadas en el centro del distrito dos veces por semana. También tenemos la oportunidad de configurar una estación de prueba móvil los viernes en caso de sospecha de un brote, dice Neander y agrega que el equipo de rastreo de contagios funciona bien.

– Ahora también comenzaremos con informadores, dice Neander.

Se trata de jóvenes de entre 16 y 19 años que ayudarán a informar a la población. Aún no está del todo claro qué van a hacer exactamente. Pero en Stovner, colaboran con volantes, informando sobre los comunicados municipales y un sinfín de información y servicios a la que no se accede vía internet, como ofrecer a la gente mascarillas y antibacterial para las manos.

Por su parte, el consejero de salud, Robert Steen (Partido Laborista), expresa preocupación por el aumento de contagios en la capital.

– Ahora hay un nivel de contagios muy alto en la ciudad, en todos los distritos. Vemos un gran aumento en la cantidad de personas que se enferman tanto que son ingresadas en el hospital, escribió Steen en un correo electrónico a VG este último viernes.

Fuente: VG.

Traducido por Yanina López.