Noruega: encuentran el último cuerpo de víctima de desprendimiento de tierra en Gjerdrum

Publicado el

Al cumplirse casi tres meses después de uno de los peores desprendimientos de tierra en la historia moderna de Noruega, los equipos de rescate encontraron entre los escobros el cadáver de la última persona que se encontraba desaparecida, según dieron a conocer el lunes las autoridades.

Un total de diez personas fallecieron en el alud, que arrasó con casas en un área residencial en la aldea de Ask en Gjerdrum el 30 de diciembre.

Siete de los fallecidos fueron encontrados poco tiempo después del incidente y tres personas fueron reportadas como desaparecidas. Dos cuerpos fueron hallados el 9 de febrero.

El deslave destruyó por lo menos nueve inmuebles con más de 30 apartamentos en la aldea con unos 5.000 residentes, ubicada a unos 25 kilómetros (16 millas) al noreste de Oslo.

Las autoridades suspendieron los esfuerzos de búsqueda y rescate el 5 de enero, declarando que no había esperanzas para encontrar a sobrevivientes.

La vocera de la policía, Mari Stoltenberg, dijo que los restos de la última víctima, quien no ha sido identificada, fueron hallados bajo arcilla rápida, que puede convertirse rápidamente de forma sólida a líquida cuando es alterada.

Todavía se desconoce la causa exacta del deslave. Sin embargo, con fuertes precipitaciones y clima invernal húmedo, la arcilla rápida pudo haber contribuido al desastre.

Los hechos tuvieron lugar pasada las 3 de la madrugada del 30 de diciembre, hora local, por lo que muchos de los residentes del área afectada se encontrarían descansando o durmiendo.

Según medios noruegos, geólogos e hidrólogos advirtieron en 2008 a las autoridades municipales de "problemas de erosión significativos" en la zona donde se construyó la población de viviendas afectado por el corrimiento.

Un enorme agujero en la ladera

Pese a lo ocurrido y a las advertencias de los especialistas, la Dirección Noruega de Agua y Energía (NVE) mantiene que la probabilidad de un deslizamiento de tierra similar en la región sigue siendo baja.

El terreno afectado por el corrimiento está formado por una arcilla específica, presente en Noruega y Suecia, que tiene la característica de fluidizarse y colapsar rápidamente.