Retiraron en Noruega una bebida con anuncios conspiratorios

Publicado el

La cadena de supermercados noruega NorgesGruppen ha decidido retirar de sus tiendas los refrescos de la marca O. Mathisen por promover teorías de conspiración sobre la pandemia a través de sus etiquetas.

Además de la información básica sobre las bebidas, en las botellas se pueden ver los términos como COVID, 5G, ID2020, 1984 y Event 201. Fue una usuaria de Twitter quien compartió la imagen y acusó a la empresa de promover la desinformación y las teorías conspirativas.

Mientras que 5G se refiere a una conspiración según la cual las torres de telefonía móvil de nueva generación son capaces de transmitir el coronavirus y afectar el sistema inmune de las personas, 1984 es el título de la novela distópica de culto escrita por George Orwell.

En cuanto a ID2020, hace referencia al prototipo de un sistema de identificación digital global apoyado por la ONU. Los defensores de teorías conspiratorias están convencidos de que el cofundador de Microsoft y una de las personas más ricas del mundo, Bill Gates, podría estar detrás de este proyecto. Además, creen que busca controlar a la humanidad a través de microchips implantados durante la vacunación.

Finalmente, Event 201 es el simulacro de una pandemia celebrado en octubre de 2019 con el apoyo de la Universidad Johns Hopkins, la Fundación Bill Gates y el Foro Económico Mundial. En realidad, no tenía nada que ver con el COVID-19. Durante el evento, los científicos modelaron un brote ficticio de un coronavirus transmitido de murciélagos a cerdos y de cerdos a humanos. Primero, hipotéticamente se originó en Brasil y luego se extendió por América del Sur, EEUU y China.

Un portavoz de NorgesGruppen afirmó que los productos de la marca serán retirados de sus tiendas "lo más pronto posible". Agregó que O. Mathisen ya prometió cambiar el texto en las etiquetas de sus bebidas.

Por su parte, Jarle Hollerud, que encabeza la empresa productora de bebidas, declaró en una entrevista con la agencia de noticias NTB que la marca tomó nota de las críticas. Asimismo, afirmó que recibió cientos de correos con palabras de aliento.

"De cada 100 correos electrónicos, tal vez 95 son de gran apoyo", admite.

También defendió el mensaje que aparecía en las etiquetas.

"Entiendo que ellos no quieren que haya mensajes políticos en sus productos", admite.

(Sputnik)