Noruega extiende suspensión a vacuna COVID-19 de AstraZeneca para estudiar casos de trombosis

Publicado el

La autoridades de la salud de Noruega extendieron este viernes la pausa temporal del uso de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca hasta el 15 de abril para recopilar más información sobre por qué una pequeña cantidad de personas desarrollaron coágulos sanguíneos, hemorragias y recuentos bajos de plaquetas.

"Creemos que es necesario realizar más investigaciones sobre los incidentes relevantes, para que podamos dar el mejor asesoramiento posible sobre vacunación a la población noruega", ha trasladado el director de Control de Infecciones del Instituto Nacional de Salud Pública, Geir Bukholm, que ha señalado que la decisión es "exigente pero acertada".

En este sentido, la primera ministra, Erna Solberg, ha reconocido que la extensión de la suspensión retrasará el programa de vacunación en Noruega, pero ha reiterado que es "prudente" dedicar unas semanas más a evaluar el fármaco.

Solberg, que ha reconocido que estas medidas tienen un gran "coste humano", también ha indicado que este período puede servir para que las autoridades del país europeas establezcan si la vacuna puede usarse dependiente del grupo de edad de la población, según informa el periodico Aftenposten.

Esta decisión llega cuando varios países europeos, como Italia, Francia o España, han reanudado la administración del fármaco, después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyera que es "segura y eficaz", en el marco de los temores porque el inmunizador cause trombosis.