Fracasó un nuevo intento de reflotar el gran portacontenedores de bandera panameña que lleva mercadería destinada a Noruega

Publicado el

Equipos de rescate consiguieron liberar el timón y las hélices del Ever Given, el buque encallado desde el martes pasado en el Canal de Suez, informó este domingo una de las empresas que opera en el paso. La autoridad gestora de la vía marítima indicó que continúan dragando tierra para liberar el casco. 46 de los contenedores que se encuentran ahora en el barco van destinados a Noruega.

Autoridades egipcias intentaron nuevamente reflotar el gran portacontenedores de bandera panameña para permitir el tránsito de los más de 300 barcos en cola, aunque los intentos fracasaron a pesar de la luna llena y la marea alta. El Canal de Suez transporta alrededor del diez por ciento del comercio marítimo internacional, y cada día de bloqueo provoca importantes retrasos y costos para el sector.

Ver video de Euronews:

El navío estaba rodeado este domingo por remolcadores. Su silueta, de unos 60 metros de altura, dominaba los campos y las palmeras de la orilla occidental. La zona es altamente vigilada por personal de seguridad del canal, pero también por militares y policías. Dos nuevas dragas, actualmente en el mar Rojo, están en camino: la italiana Carlo Magno y la holandesa Alp Guard, según webs de seguimiento del tráfico marítimo. Y se van a poner en marcha otros dos remolcadores egipcios, según la Autoridad del Canal de Suez (SCA).

En la noche del sábado al domingo fracasó un nuevo intento de reflotar el buque aprovechando la marea alta, pero "esta mañana se informó que el timón y las hélices estaban liberadas", indicó en su página web la firma de servicios marítimos Gulf Agency Company (GAC), con sede en Dubai y que opera en el canal. Sin embargo la GAC aseguró que "la proa del barco está todavía hundida en la orilla del canal" y que se había producido un "ligero movimiento lateral".

El equipo que está intentando poner a flote el megabuque, ha aplazado a este lunes por la mañana el nuevo intento por desencallar el gigantesco barco.

Por su parte la SCA emitió un comunicado en el que no hacía referencia a estos avances y señalaba que, según su jefe Osama Rabie, se habían dragado ya 27 mil metros cúbicos de arena de la parte de la orilla en la que está encallada la proa del barco, llegando a una profundidad de 18 metros. Según Rabie están participando 12 remolcadores en los intentos por reflotar el buque, un gigantesco contenedores de 400 metros de eslora y una capacidad de carga de 224 mil toneladas.

Mientras tanto se siguen acumulando barcos en las dos entradas del canal, tanto en el Mar Rojo como en el Mediterráneo, en espera del desbloqueo y, aunque algunas naves ya han desviado sus rutas para circunvalar África, de acuerdo con Lefh Agencies, en la mañana del domingo ya sumaban 327. La SCA había asegurado el viernes que para entonces los trabajos para desencallar el Ever Given habían avanzado un 87 por ciento, aunque el sábado en una rueda de prensa Rabie admitió que no podía estimar cuándo estaría liberado este paso por el que pasa el 10 por ciento del comercio a nivel mundial y el 25 por ciento de los contenedores de mercancías.

Contenedores con destino a Noruega

El Ever Given es uno de los portacontenedores más grandes del mundo, con capacidad para transportar 20.000 contenedores.

46 de los contenedores que se encuentran ahora en el barco van destinados a Noruega. Estos contenedores están cargados con varios tipos de bienes de consumo que las empresas noruegas han pedido a sus proveedores en China.

"Se trata de mercancías como bicicletas, bañeras de hidromasaje, neumáticos para coches, muebles y arroz", informa a la cadena televisiva NRK Marius Lien de Greencarrier Liner Agency Norway.

Greencarrier en Noruega es un agente de la compañía naviera taiwanesa y de la naviera Evergreen Marine Corporation, que opera el portacontenedores averiado.

Ever Given estaba en camino desde Yantian en China a Rotterdam en los Países Bajos.

"Las mercancías que van a los países nórdicos se descargan en Rotterdam y se transportan luego en barcos más pequeños a los respectivos destinos. La mercancía de este barco tiene principalmente a Oslo y Larvik como sitios de descarga en Noruega", explica Marius Lien.

Según un informe de la aseguradora Allianz publicado el viernes, cada día de inactividad podría costarle al comercio mundial entre seis mil y diez mil millones de dólares. A la espera que se reanude el tráfico, grandes compañías de transporte marítimo como Maersk o la francesa CMA CGM decidieron desviar sus barcos y navegar alrededor del cabo de Buena Esperanza, un desvío de nueve mil kilómetros y al menos siete días más de navegación.

Por el Canal de Suez pasa gran parte del petróleo procedente del golfo Pérsico rumbo a Europa y otros países del Mediterráneo, y en menor medida a Estados Unidos y otras partes del mundo. Además es la puerta de entrada a Europa de muchas mercancías desde Asia, como componentes electrónicos y para automóviles.

(NRK, Euronews, CNN)