Alisha de 11 años, envió una carta al municipio de Oslo: "Hay muchos que no ven lo que está pasando y tienen padres que no pueden ayudar"

Publicado el

Alisha Aamir, de 11 años, teme que ella y sus amigos se atrasen con la escuela después de un año de pandemia. Por lo tanto, envió un correo electrónico al ayuntamiento de Oslo con preguntas sobre lo que pueden hacer por ellos.

«Mi nombre es Alisha Aamir, tengo 11 años y estoy en quinto grado en una escuela del distrito de Stovner. Debido a los contagios aquí, me han puesto en cuarentena un total de cuatro veces. Debido a esto, he tenido muchas clases en el hogar donde siento que no consigo lo suficiente. También sé que muchos de mis amigos se sienten así ".

Así comienza el correo electrónico que Alisha envió a la alcaldesa hace un par de semanas.

Ella es una alumna de quinto grado en una escuela en Groruddalen y también forma parte del centro de alumnos. Este último año, ha sido puesta en cuarentena cuatro veces debido a varios brotes. Esto ha llevado a que ella y sus compañeros hayan tenido clases en casa durante casi un año, lo cual es agotador.

–Creo que es aburrido no ver a mis amigos, además de que es difícil concentrarse y aprender todo cuando la enseñanza es digital, dice Alisha a Avisa Oslo.

Dice que está especialmente preocupada por aquellos alumnos que se deben esforzar más y que no tienen padres que puedan ayudarlos en casa.

– Hay muchos que no ven lo que está pasando y tienen padres que no pueden ayudar. No pueden seguir el ritmo y me temo que eso puede afectar su futuro, dice.

Temor por el futuro

La niña de 11 años dice que teme que el último año arruine la educación futura de muchos niños y luego las oportunidades laborales. Ella cree que aquellos que han cambiado su vida escolar diaria debido a la pandemia se quedan atrás y no aprenden todo lo que se supone que deben aprender durante el año.

– Por eso le envié un correo electrónico a la alcaldesa. Me preguntaba qué podría hacer ella por los niños, dice.

– Muy buena respuesta

Hoy ha llegado la respuesta de la concejala de educación, Inga Marte Thorkildsen. Había recibido el correo electrónico de la alcaldesa, Marianne Borgen, ya que es la responsable de las escuelas de la ciudad.

En la respuesta, escribe que Alisha aborda un tema muy importante y que la enorgullece. Además, escribe que el municipio sabe que muchos están en la situación que Alisha describe, pero que las escuelas han estado abiertas a los niños que tienen más dificultades en casa en el último año. Thorkildsen también escribe que trabajan para garantizar que las escuelas reciban más dinero y que se pueda utilizar para garantizar que los niños reciban la mejor ayuda posible.

– ¿Qué opinas de la respuesta que recibiste del ayuntamiento?

– Creo que fue una muy buena respuesta y es bueno que mi carta se tomara en serio. Cuando termine la pandemia, espero que se haga algo por todos los que han pasado por momentos difíciles, dice.

Esperando una vida cotidiana normal

Alisha dice que ella misma está ansiosa por volver a la escuela y estar con todos y que también espera tener un día escolar más normal.

– Espero poder preguntarle al maestro cuando tenga dudas de algo y obtener una respuesta de inmediato. Creo que se vuelve más difícil cuando la enseñanza es digital y espero que podamos volver pronto a la escuela, concluye.

Fuente: Avisa Oslo.

Traducido y resumido por Yanina López.