ONU Mujeres, la Embajada de Noruega en Colombia y la Defensoría del Pueblo condenan ataque contra lideresas y defensoras de Derechos Humanos en Cali

Publicado el

En el marco de los acontecimientos ocurridos recientemente en el sur de la ciudad colombiana de Cali, en cercanías con el municipio de Jamundí, ONU Mujeres, la Defensoría del Pueblo y la Embajada de Noruega en Colombia declaran:

Condenamos los hechos en los que resultaron heridas y heridos varios jóvenes pertenecientes a la Guardia Indígena del Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC-, entre los que se encontraba Daniela Soto, joven indígena, lideresa de la Agenda Joven del Cauca, coordinadora del Programa Jóvenes CRIC y quien hace parte de la iniciativa ProDefensoras[1].

Rechazamos las amenazas y la violencia que han vivido y continúan viviendo las lideresas y defensoras de derechos humanos en el ámbito de su labor y en el marco de las movilizaciones sociales de las últimas semanas, en este sentido exhortamos a la celeridad de los procesos investigativos de judicialización y sanción, así como el reforzamiento de medidas de protección y atención integral a las víctimas, sus organizaciones y sus familiares.

Hacemos un llamado para detener todo tipo de violencias contra las lideresas y defensoras de derechos humanos en el país y para que se garanticen entornos protectores para su importante labor. Las mujeres en Colombia lideran y sostienen la defensa de los derechos humanos para todas las personas.

Rodeamos y reconocemos el trabajo que las lideresas indígenas hacen desde el Programa Mujer del CRIC a favor de la defensa de la vida, el territorio y su comunidad, la cual es fundamental para que Colombia continúe el camino hacia la paz y la reconciliación. Nos solidarizamos con las familias y allegados de las personas que resultaron heridas.

[1] ProDefensoras: la iniciativa ProDefensoras es una acción afirmativa que se enfoca en la prevención y protección de las mujeres lideres y defensoras de los derechos humanos en Colombia. La alianza para este fin entre la Defensoría del Pueblo, la Embajada de Noruega y ONU Mujeres, se orienta a que las lideresas y defensoras, sus organizaciones y comunidades en Colombia cuenten con un entorno seguro, favorable y protector para defender los derechos humanos y aportar al desarrollo y la paz sostenibles.