Nuevo informe revela que una parte de la población inmigrante enfrenta mayores desafíos a la hora de informarse sobre vacunas

Publicado el

Coronavirus-Noruega. Las personas oriundas de Pakistán, Turquía y Vietnam tienen mayores dificultades que el resto de la población para encontrar y comprender información sobre vacunas. Así lo revela una nueva encuesta encargada por la Dirección de Salud de Noruega.

- Si nos centramos en la población inmigrante en su conjunto, puede parecer que el mayor desafío está relacionado con encontrar, comprender, evaluar y aplicar información sobre vacunas, escribe el director del departamento, Øyvind Giæver, en un correo electrónico al periódico VG.

– Además, nos encontramos con que un número relativamente grande tiene dificultades para evaluar si la información de los medios de comunicación sobre enfermedades es confiable y para encontrar información sobre cambios legislativos que influyen en la salud de él o ella misma y de su familia, agrega. También parecen experimentar desafíos para encontrar información sobre tratamientos para enfermedades.

La encuesta incluye a 1733 personas oriundas de Pakistán, Polonia, Somalia, Turquía y Vietnam.

Alta puntuación de los somalíes

La encuesta señala que es "sorprendente cómo las personas de origen somalí reportan habilidades de salud más altas que el resto de la población y otras poblaciones inmigrantes, especialmente si se tiene en cuenta una residencia más corta en Noruega, menor porcentaje con educación superior y condiciones de vida relativamente precarias".

Sin embargo, NRK escribió esta semana que solo el 47% de los somalíes noruegos, nacidos en Somalia y mayores de 65 años, han tomado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que la cifra para los nacidos en Noruega es del 90%.

Otros retos

La Dirección de Salud de Noruega señala que no solo la información sobre las vacunas es un desafío cuando se trata de personas de origen inmigrante, sino también las habilidades digitales generales que son significativamente más débiles y por ello están menos preparadas que la población en general para usar los servicios digitales.

La Dirección también menciona como desafíos: buscar información sobre enfermedades, cómo limitar los hábitos poco saludables y hacer deportes o realizar actividad física.

Por otra parte, uno de cada tres noruegos está en el nivel más bajo de la competencia general en salud. También aparecen considerablemente representados en esta categoría con baja competencia en materia general de salud las personas oriundas de Turquía y Vietnam. Por el contrario, personas de Pakistán, Polonia y Somalia muestran mayor competencia en esta categoría; algo inesperado según los investigadores.

En cuanto a la categoría: comprensión, evaluación y aplicación de información sanitaria en contexto de promoción de salud, las personas oriundas de Turquía tienen una puntuación baja en comparación con la muestra total.

Rol de la economía

Los inmigrantes con un bajo nivel económico, medido por la capacidad de pagar facturas y gastos, revelan que tienen mayores dificultades que otras personas para encontrar y comprender información sobre vacunas y evaluar qué vacunas necesitan.

– Las personas de origen inmigrante tienen dificultades especialmente a la hora de encontrar información sobre tratamientos para enfermedades, se afirma en el informe donde los investigadores proponen hacer más accesible esta información, entre otras cosas, traduciéndola a varios idiomas.

Fuente: VG.

Título de Radio Latin-Amerika

Traducido y resumido por Yanina López.