Este 22 de julio en Oslo: 77 campanazos y paro de actividades en memoria de los asesinados el 2011

Publicado el

El concejal, Raymond Johansen, espera que la población de Oslo, y ojalá de todo el país, detenga sus actividades cuando se den 77 campanazos en el ayuntamiento y el transporte público se detenga.

– Espero que el mayor número posible de los que están en el centro de Oslo y en el resto del país puedan detenerse el tiempo que sea necesario para que juntos podamos recordar a las víctimas y afectados hace diez años, dice el líder del ayuntamiento en Oslo, Raymond Johansen.

Este 22 de julio a las 19 horas, las campanas del ayuntamiento tocarán 77 veces en memoria de las víctimas del terrorismo y luego tocarán "A la juventud" de Nordahl Grieg. El poema musicalizado se ha cantado en Utøya por generaciones, se ha cantado en manifestaciones de memoria colectiva depositando rosas y en servicios religiosos.

Johansen también quiere que todo el transporte público de la capital se detenga durante la conmemoración. Ruter (empresa de transporte) confirma que han hablado con el líder del consejo de la ciudad y que ahora están trabajando para que esto suceda.

El Consejal de la Comuna de Oslo, Raymond Johansen. Foto: Radio Latin-Amerika.

- Al mismo tiempo, es importante que suceda de forma segura y buena. Esto significa que algunas salidas no pueden detenerse por razones de seguridad, pero estamos trabajando para encontrar una solución para detenernos tanto como sea posible en este poco más de un minuto, dice el encargado de prensa, Knut Martin Løken.

– Sería fantástico si los restaurantes y discotecas también detuvieran su actividad en ese momento. Uno debe encontrar la manera de marcarlo, pero creo que detenerse en silencio al son de las campanas del ayuntamiento, puede ser una manera digna de hacer honor a las víctimas, dice Johansen.

–Esto nunca debe volver a suceder y nos mantenemos unidos como pueblo y nación en contra de pensamientos y acciones que llevaron al terror.

El líder del ayuntamiento alienta a las personas a cuidar bien a sus seres queridos y a contarles a los niños y jóvenes lo que pasó hace diez años.

– Es parte de nuestra historia colectiva. Muchos han sido golpeados muy, muy duramente. Nunca olvidaremos lo que pasó.

La imagen captada por el fotógrafo de nuestra emisora, muestra el edificio de la Sede Gubernamental en el Centro de Oslo, minutos después del atentado con coche bomba perpetrado por el terrorista Anders Behring Breivik que dejó ocho muertos y numerosos heridos. Posteriormente Breivik se traslado a la Isla de Utøya donde asesinó fríamete a 69 jóvenes. Foto: Radio Latin-Amerika.

Aunque nunca debemos olvidar, ¿puede ser mucho y desencadenante para las víctimas una conmemoración ahora?

–No hay duda de que el 22 de julio, todos los años, mucha gente recuerda cosas dolorosas. Diez años es solo un número. Son los sobrevivientes y los que perdieron a seres queridos los que se ven fuertemente afectados por aquel hecho de terror los 365 días del año. Pero para sentir unidad y honrar a las víctimas, nosotros como nación debemos hacerlo y lo haremos.

El propio Johansen estaba en Youngstorget cuando explotó la bomba en la cuadra del edificio de gobierno hace casi diez años y fue uno de los primeros en llegar a Sundvolden.

–Recuerdo todo muy bien. Me ha afectado desde entonces. Tenemos una herida abierta, pasamos por la cuadra del edificio de gobierno todos los días; en consecuencia, Oslo ha cambiado. Creo que es particularmente importante realizar una conmemoración digna en la ciudad.

Monumento en Oslo en homenaje a los fallecidos tras los atentados del 22 de julio de 2011. Foto: Radio Latin-Amerika.

Fuente: VG.

Título de Radio Latin-Amerika

Traducido por Yanina López.