Monumento a Benjamin Hermansen ha sido objeto de vandalización. El caso es investigado como crimen de odio

Publicado el

"Breivik tenía razón", escribieron en el memorial. Tanto la primera ministra, Erna Solberg (H), como el líder del partido laborista, Jonas Gahr Støre, condenaron la acción.

La policía de Oslo confirmó poco antes de las 2 pm de este martes que están iniciando una investigación sobre el caso como un crimen de odio:

"El distrito policial de Oslo se toma el caso muy en serio y se ha iniciado una investigación. La investigación también incluirá las disposiciones penales sobre delitos de odio ".

Johannes Dvorak Lagos vive en Holmlia y se sorprendió cuando salió a caminar por su área inmediata a las 12 en punto del martes y descubrió el hecho.

- Es completamente repudiable, sobre todo teniendo en cuenta lo que significa el memorial para nosotros en Holmlia, dice Dvorak Lagos a Aftenposten.

El hecho es descubierto solo dos días antes del décimo aniversario del 22 de julio.

La comunidad local reaccionó rápidamente con disgusto y ya a las 13.20 el centro de servicio de Åsbråten había limpiado el monumento.

La policía estuvo en el lugar para realizar una investigación.

- Lo más probable es que hagamos un informe por daños, dice el jefe del distrito policial de Oslo, Eirik Sandnes.

Mientras, Lagos publicó el siguiente mensaje de Twitter cuando descubrió lo que había sucedido con el memorial:

“Esto es censurable. El memorial de Benjamin Hermansen ha sido vandalizado por racistas. #viglemmerikke # 22Juli”

El hecho vandálico será denunciado a la policía por Minnefond (Fondo para la memoria)

Beatriz Jaquotot, miembro de la junta de Benjamin Memorial Fund, dice que ahora se está denunciando el acto vandálico a la policía.

- Lo que ha sucedido es totalmente repudiable y demuestra que el trabajo que venimos haciendo contra el racismo durante más de 20 años sigue siendo importante. No debemos olvidar lo que sucedió en 2001. Que esto también ocurra justo antes de que toda Noruega cumpla 10 años después del 22 de julio, lo empeora aún más, dice Jaquotot.

Ella misma vive en Holmlia y dice que la comunidad local ha reaccionado fuertemente a lo sucedido.

Nadeem Butt vive en el mismo barrio. Cuando se enteró del incidente, se acercó al monumento para tratar de lavar o borrar el grafiti ofensivo.

- Cuando llegué, ya había una señora que intentaba quitarlo con varios detergentes. Pero no desapareció, por lo que vino un cuidador del centro de servicio de Åsbråten y usó una lijadora.

Butt era director del Centro Antirracista cuando Benjamin Hermansen fue asesinado en 2001. Ahora es director de Benjamin Memorial Fund.

- Dado que han pasado 20 años desde que Benjamin Hermansen fue asesinado y diez años desde el 22 de julio, hay buenas razones para creer que esto tiene algo que ver con ello. Si eso es correcto, es de temer.

- Esto es muy desagradable, sobre todo para quienes forman parte de la población minoritaria, como yo. Además, es desagradable para nosotros que vivimos y tenemos hijos aquí (en Holmlia), dice.

Butt enfatiza, sin embargo, que fue bueno ver que pasó poco tiempo antes de que alguien eliminara el texto.

- Muestra un gran compromiso. La gente no quiere esto. Es gratificante ver que las personas todavía se preocupan y no dan la espalda. Es un mensaje vivo de que haces lo que está en tu poder para eliminar ese grafiti. Ese es el lado bueno de esto, dice.

Solberg y Støre condenan el acto vandálico

La primera ministra, Erna Solberg, y el líder del partido laborista, Jonas Gahr Støre, condenaron la vandalización del busto en memoria de Benjamin, con sus respectivos mensajes en Twitter:

- Es absolutamente terrible ver que el monumento a Benjamin Hermansen en Holmlia ha sido vandalizado justo antes del 22 de julio. Me siento triste e irritada. Este hecho demuestra lo importante que es que nos levantemos todos los días contra el racismo y el discurso de odio, escribe Solberg.

La propia primera Ministra visitó el monumento en Åsbråten el martes por la tarde.

Støre escribe lo siguiente en Twitter:

- Memorial de Benjamin vandalizado con referencias al ataque terrorista del 22 de julio el día que comienza la celebración de Eid (fiesta religiosa musulmana). Es repudiable. Muestra que siguen circulando actitudes peligrosas. La policía debe tomárselo en serio. Y juntos debemos denunciarlo y manifestarnos en contra.

El colega de partido de Støre y líder del concejo municipal de Oslo, Raymond Johansen, también reaccionó.

- Es repudiable, escribe Raymond Johansen en un SMS a Avisa Oslo.

El político del partido Rojo, Seher Aydar, también reaccionó fuertemente al incidente.

- Me irrito y temo al mismo tiempo. Veo el vandalismo racista como un ataque contra todos los que vivimos en Holmlia. Es personal. La historia nos muestra lo peligroso que es subestimar a los extremistas de derecha. Espero que la policía se lo tome en serio. Veo esto como una amenaza.

Aydar dice que ahora es importante que Noruega adopte una posición política contra el racismo.

- La idea detrás de cada uno de los ataques terroristas mortales en la historia reciente de Noruega ha sido el racismo. Han pasado 20 años desde que Benjamin Hermansen fuera asesinado por neonazis y 10 años desde los ataques terroristas del 22 de julio. Si no adoptamos la posición política necesaria contra el racismo, me temo que puede volver a suceder.

Asesinado por racistas

Benjamin Hermansen, de 15 años, fue asesinado en Holmlia en Oslo en 2001. El asesinato tuvo una motivación racista. Posteriormente, tres miembros del grupo neonazi, Boot Boys, fueron condenados a prisión por su complicidad en el asesinato del joven.

Tras el asesinato se organizaron manifestaciones con antorchas para mostrar el repudio y en 2002 se estableció un premio en memoria de Hermansen: el Premio Benjamin.

Hermansen era hijo de una noruega y un ghanés. La madre murió el 2019.

Fuente: Aftenposten.

Traducido y resumido por Yanina López.