Noruega quiere que todos sus vehículos para servicios públicos sean eléctricos a partir de 2022

Publicado el

Noruega es el país a seguir en cuanto a transición hacia una era eléctrica, un país donde la aceptación del vehículo eléctrico está muy presente desde hace muchos años y donde ver un coche eléctrico por las calles no es algo raro como si sucede en otros países.

Ahora, el gobierno de Noruega quiere dar otro paso más y propone que todos los nuevos coches que se compren para uso de organismos e instituciones públicas tengan que cumplir un requisito, que sea un coche eléctrico. Dicha propuesta quiere que entre en vigor este mismo 1 de enero de 2022.

El actual ministro de transporte de Noruega, Knut Arild Hareide ha resaltado lo importante que es dar este paso para seguir bajando las emisiones en el país y ha dicho lo siguiente:

“Las emisiones climáticas han disminuido bajo este gobierno y continuarán haciéndolo. El sector del transporte representa un tercio de las emisiones de Noruega, y la ambición es que se reduzcan a la mitad para 2030. El gobierno ahora está dando un paso importante que nos ayudará a lograr este objetivo, a saber, introducir requisitos de emisión cero para todos los automóviles de pasajeros. furgonetas ligeras y autobuses urbanos comprados por el sector público.”

Actualmente esta propuesta antes de entrar en vigor esta en periodo de consulta, es decir, puede haber alegaciones por parte del resto de políticos, para ello tendrán 3 meses antes de que entre en vigor.

No cabe duda que es otro paso coherente y lógico por parte del gobierno de Noruega y más cuando los habitantes de dicho país están ya tan mentalizados al uso de vehículos eléctricos.

Noruega parece que seguirá siendo un país que muchos otros países deberán de seguir sus pasos e “inspirarse” para dar el paso definitivo hacia el uso de una movilidad eléctrica.

Como dato abrumador de la aceptación de coches eléctricos e híbridos enchufables en Noruega comentaros que en el pasado mes de julio se logró alcanzar un 85% de ventas de este tipo de vehículos dejando tan solo un 15% para coches de gasolina o diésel.