Haakon y Mette Marit de Noruega celbran su 20 aniversario de matrimonio

Publicado el

El 25 de agosto de 2001 Mette Marit ( nacida el 19 de agosto de 1973, Kristiansand) y Haakon de Noruega (nacido el 20 de julio de 1973, Oslo) se convirtieron en marido y mujer. Fue en la catedral de Oslo donde el heredero y la consorte se dieron el 'sí, quiero' ante los reyes Harald y Sonia y otros miembros destacados de la realeza europea. La Corona española estuvo representada por Felipe VI, entonces príncipe, y la reina Sofía. Tampoco faltaron Alberto de Mónaco y Carlos de Inglaterra, así como las princesas Victoria y Magdalena y el príncipe Carlos Felipe de Suecia. También gracias a la ceremonia el mundo puso cara a Marit Tjessem y Sven O. Høiby, padres de la novia.

El 1 de diciembre del año 2000 Haakon de Noruega y Mette-Marit Tjessem anunciaron su compromiso y fue tal el revuelo que generó la noticia que hasta el príncipe Haakon dio una comparecencia pública para pedir compresión. La opinión pública no solo hablaba del "pasado inconveniente" de la futura Princesa, como ella misma reconoció, sino también del hecho de que ambos decidieron irse a vivir juntos antes de casarse, algo muy poco común dentro de la realeza. Sin embargo, todo eso cayó en el olvido cuando Mette Marit desfiló hacia el altar cogida del brazo de su Príncipe, quien le esperaba feliz a los pies de la escalinata de la catedral, rompiendo así el protocolo.

Veinte años después, enamorados como el primer día -así los captan las cámaras cuando creen que no les ven-, nadie duda de que Mette Marit sea una princesa perfecta y la mejor compañera de vida para Haakon de Noruega.

Los Príncipes se han convertido en los protagonistas del programa 'Verano en P2' de la NRK, la radio pública noruega, al que han acudido para hablar de sus 20 años de matrimonio. Haakon se ha mostrado muy sincero al contar qué sintió cuando vio por primera vez a Mette-Marit, a la que conoció en el Festival Quart en 1999 cuando se la presentaron unos amigos que tenían en común. "La brillante chica sureña me impresionó", reconoce el hijo de los soberanos noruegos, asegurando que su mujer tiene algo especial que no deja indiferente a nadie: "Se nota cuando Mette entra en una habitación". "Parecía muy normal. Me gustaba hablar con ella y me sentía seguro cuando estábamos juntos. El hecho de que tuviera un hijo pequeño me hizo darme cuenta de que no tenía miedo a asumir ese tipo de compromiso y responsabilidad", explica Haakon en el programa radiofónico. "Me vió. Me entendió. Y me abrazó", dice Mette-Marit.

En su intervención, la Princesa habla de los desfíos a los que nos enfrentamos en la adolescencia y a medida que vamos creciendo (un tema sobre el que ya ha hecho referencia en ocasiones anteriores), asegurando que: "Puede ser una fase de la vida muy vulnerable. Así lo fue para mí". Mette-Marit también trata abiertamente el tema de su enfermedad. "Durante el tiempo que he estado enferma, lo más importante para mí ha sido ser simplemente Mette. Y eso está bien. Saber que no tengo que definirme a mí misma solo como 'princesa heredera', sino que se primero me puedo permitir ser Mette. Y darme cuenta de eso ha sido muy bonito", dice la mujer de Haakon de Noruega, que padece fibrosis pulmonar crónica desde hace años.

En ese mismo sentido, también reconoce que ha intentado ver el lado positivo de la pandemia. "Para mí, ha sido una oportunidad para tomarme un descanso, algo que no hubiera podido hacer de otra manera", ha dicho. Mett-Marit cuenta que ha podido ir a su propio ritmo y se ha podido tomar la vida con más calma, sin sentirse mal o tener que dar explicaciones de por qué no se la veía más en público. "Los días que he estado mal, he podido descansar sin tener mala conciencia. Y es extraño, porque me siento mejor que en muchos años", afirma.