Detienen en Italia a prófugo acusado de violaciones a los Derechos Humanos en Colonia Dignidad, Chile

Publicado el

De acuerdo con la Interpol, Reinhard Doring Falkenberg era el encargado de realizar las exhumaciones de los cuerpos de los detenidos desaparecidos que habían sido inhumados de manera ilegal en el ex campo de concentración durante la dictadura de Pinochet, Colonia Dignidad, para luego participar en la incineración de los restos.

Reinhard Doring Falkenberg, prófugo de la justicia por sus crímenes en Colonia Dignidad (Villa Bavaria), fue capturado este martes en Italia, según notificó Interpol Chile a las autoridades nacionales.

El hombre de 75 años, nacido en Alemania, se fugó de Chile el año 2005, antes de que pudiera ser procesado por los secuestros calificados de Juan Maino, Elizabeth Rekas y Antonio Elizondo, detenidos en 1976 y desaparecidos hasta la fecha.

La detención de Doring Falkenberg en Italia fue prontamente notificada a la magistrada Paola Plaza, ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, según informó el periodista Luis Narváez.

Plaza, quien investiga violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet, en el período comprendido entre 1973-1990, ahora deberá decidir si pide o no su extradición a Italia.

La ministra de DD.HH. también fue la encargada de emitir la orden de arresto internacional de Walter Klug Rivera, condenado por participar como cómplice en las desapariciones y homicidios de 23 trabajadores de la Endesa, en Los Ángeles, durante la dictadura.

Según Narváez, Reinhard Doring se encontraba viviendo en Gronau, Alemania, desde el 2005. Allí se mantuvo bajo el alero del Estado, debido a que tiene nacionalidad de ese país y la justicia alemana no extradita sus ciudadanos, aunque sean criminales.

De acuerdo con la base de datos de la Interpol, el oriundo de Alemania operaba la máquina excavadora del predio de Villa Baviera, y participó en el ocultamiento de las armas que ilegalmente mantenían en Colonia Dignidad.

Además, era el encargado de realizar las exhumaciones de los cuerpos de detenidos desaparecidos que habían sido inhumados de manera ilegal en el interior del recinto, para luego participar en la incineración de los restos.

El pedófilo Nazi, Paul Schaefer, líder de Colonia Dignidad huyó de la justicia y durante varios años fue el prófugo más buscado de Chile, hasta que fue detenido por la policía argentina el 10 de marzo de 2005 en una localidad cercana a Buenos Aires, donde vivía protegido por varios de sus seguidores.

Los horrores de Colonia Dignidad

Las víctimas del campo de concentración, Colonia Dignidad del nazi Paul Schaefer que huyó y se escondió en Chile cuentan las vejaciones y violaciones que sufrieron.

Casi 30 años después de haber sido torturado en Colonia Dignidad por Paul Schaefer y agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía política chilena en tiempos de Pinochet, el médico psiquiatra Luis Peebles tuvo a su lado, frente a un juez, a su torturador. "Había soñado largamente con este momento, estaba preparado para insultar a Schaefer", confiesa.

Al ver al sádico que en 1975 reprendía a los agentes de la DINA porque no eran suficientemente eficaces para convertir su cuerpo en un despojo, convertido en un anciano de 83 años, sentado en silla de ruedas y sonriente, Peebles optó por otro método. Sabiendo que el jefe de la Colonia es hipocondriaco, el médico le dijo: "Está pálido. ¿Le habrá subido la presión?", y siguió hablándole cada vez más despacio, casi en un susurro. El ardid resultó. Schaefer, que hasta entonces simulaba no escuchar y apenas entender, admitió conocerlo. Peebles siguió el diálogo: "Claro que me conoce, usted me torturó". El alemán reaccionó: "No sé de torturas. Los militares iban a hacer ejercicios a la Colonia", dijo. Más tarde, cuando un funcionario judicial le pasó una transcripción, Schaefer sólo corrigió donde decía que "Pinochet había ido a la Colonia invitado por él", borrando "por él", recuerda Peebles.

Durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), la Colonia Dignidad fue utilizada como campo de concentración y torturas, según testimonios de supervivientes. Durante años,el nazi Paul Schaefer abusó de todos los niños de entre 6 y 14 años que crecieron entre los muros de su "reino".

Este careo ha sido una de las múltiples diligencias judiciales a las que Schaefer se ha sometido desde que hace dos semanas fue detenido en Argentina y expulsado por el Gobierno de Néstor Kirchner hacia Chile. Tres jueces lo han procesado por sus crímenes -por dos casos de detenidos desaparecidos en la Colonia y la violación de 26 niños- mientras otros cinco magistrados esperan su turno para interrogar a este nazi, un ex cabo de la Wehrmacht que instaló en 1961 su reino privado en una hacienda de más de 15.000 hectáreas, a unos 400 kilómetros al sur de Santiago, y lo bautizó como Colonia Dignidad.

Allí instauró un régimen tiránico para los casi 300 alemanes que emigraron con él a Chile, que vieron en su liderazgo el vigor de un profeta que decía querer ayudar a los campesinos pobres. En la Colonia, Schaefer separó a hombres, mujeres y niños, los hizo trabajar de sol a sol, sin salario ni seguridad social, instaló sistemas de seguridad para que no se fugaran y golpeó y drogó a los rebeldes. "Fue un Estado sobre el Estado chileno, que contó con una poderosa red de apoyo de empresarios, políticos y militares para prosperar, al punto que no le cobraban impuestos. Hasta 2003 su sistema desafió a Chile sin que el Estado pudiera contrarrestarlo, aunque la Colonia ya no tenía vida legal y Schaefer estaba fugado", afirma el abogado Hernán Fernández, uno de los querellantes.

Los chilenos torturados y asesinados en el campo de concentración nazi Colonia Dignidad. Foto: Facebook.

Desde que llegó a la Colonia, Schaefer practicó a diario la pederastia, tal como antes lo hizo en Alemania, hasta que por una denuncia huyó a Chile. "Es el mayor pedófilo de la historia del país y no conozco otro caso así de monstruoso en el mundo. Violó a todos los niños varones de entre 6 y 14 años que ingresaron en la Colonia, nacieron allá o fueron adoptados o secuestrados. Incluso formó una especie de Juventudes Hitlerianas para abastecerse. Abusaba de varios niños por día. Ellos tenían que formar filas en los baños, dispuestos por el engranaje criminal de la Colonia", dice Fernández, que representa a 12 de estos niños y a cinco colonos que se fugaron.Durante la dictadura del general Augusto Pinochet (19731990), Schaefer prestó la Colonia como campo de torturas y chupadero de desaparecidos. Cientos de detenidos fueron torturados ahí y en el recinto se dictaron cursos para los agentes de la DINA. Un ex socialista, Juan Muñoz, que después del golpe militar de 1973 se paseaba con su rostro cubierto entre los prisioneros del Estadio Nacional delatando a los que debían ser asesinados, aseguró públicamente que en 1977 quedaban 112 desaparecidos aún con vida en la Colonia Dignidad, al borde de la locura por las torturas. Pocos días después de esta declaración fue asesinado.Eric Zott, un funcionario de la ONU en Viena que vino a declarar ante la justicia, estuvo prisionero y fue torturado junto a Peebles en Dignidad. Recuerda que hasta los agentes de la DINA temían a la Colonia. "No podían hablar por teléfono porque no había, ni conversar con los colonos, ni tenían rango como para hablar por radio", dice.

El nazi y pederasta Paul Schaefer, fundador de la Colonia Dignidad, falleció en prisión el 24 de abril de 2010. El antiguo suboficial del Ejército nazi tenía 88 años y falleció en el hospital de una prisión chilena donde cumplía varias condenas por diversos delitos.

Schaefer permaneció en el hospital prácticamente todo el tiempo en que estuvo en prisión, tras ser detenido en Argentina y expulsado de ese país en marzo de 2005.

El máximo dirigente de Colonia Dignidad instalado en las cercanías de la ciudad de Parral, a unos 380 kilómetros de Santiago, estaba condenado a siete años de prisión por homicidio calificado; a tres años por infracción a la ley de control de armas; a tres años y un día por torturas y a 20 años por abusos sexuales a menores que vivían en la terrorífica Colonia, que funcionaba como una secta de la que él era el líder.

En esta fosa fueron inhumados y exhumados cuerpos de detenidos desaparecidos asesinados en Colonia Dignidad. Conmemoración realizada por familiares de las víctimas. Foto: Wikipedia.

(El Desconcierto, El País, Wikipedia)