Noruega: un hombre armado con arco y flechas mata al menos a cinco personas en la ciudad de Kongsberg

Publicado el

Al menos cinco personas murieron y varias más resultaron heridas después de que un hombre disparara con un arco y flechas en la ciudad de Kongsberg la tarde del miércoles. El agresor recorrió varias zonas de la ciudad disparando antes de ser detenido. Aún se desconocen las causas. La policía no descarta que este sea un acto terrorista. PST (la policía de seguridad) ha sido informada de la situación. Los hospitales se encuentran en estado de alarma y la policía ha ordenado a todos sus agentes en el país de forma inmediata que porten armas.

La policía recibió información del incidente en la ciudad de Kongsberg, alrededor de las 18:15 horas de este miércoles.

La policía cree que el hombre que llevó a cabo el ataque mortal actuó solo. "Un hombre ha sido arrestado y no hay búsqueda activa de más personas", dijo Øyvind Aas, jefe de policía de Drammen durante una conferencia de prensa en Kongsberg. Esta situación llevó a las autoridades a cercar varias zonas de la ciudad.

El perpetrador "se movió sobre un área grande" mientras llevaba a cabo el ataque que mató a un número no revelado de personas este miércoles, según Aas.

“Desafortunadamente, podemos confirmar que hay varios heridos y varios muertos como consecuencia de la acción. Los heridos han sido trasladados al hospital para recibir tratamiento. El municipio de Kongsberg ha sido notificado y ha creado equipos de crisis para ayudar y dar seguimiento a quienes lo necesiten”, dijo.

La televisora pública NRK dijo que había al menos cinco muertos, según fuentes de la policía, pero las autoridades no han confirmado un número total de víctimas.

"Los testigos dijeron que el hombre circuló por un gran área de Kongsberg armado con un arco y flechas y, según los reportes, también con un cuchillo", según algunos medios.

Se sabe que efectuó un ataque en el interior de un supermercado Coop Extra, en el lado oeste de Kongsberg.

Varias unidades policiales, incluidos helicópteros y un grupo de especialistas antiexplosivos fueron movilizados. Varios barrios fueron acordonados e imágenes de televisión mostraban ambulancias y un gran despliegue de policías fuertemente armados.

Una vez detenido, el sospechoso fue llevado a una comisaría de policía en la ciudad de Drammen.

"Es una tragedia para todos los afectados... No tengo palabras", dijo la alcaldesa de Kongsberg Kari Anne Sand al periódico VG.

La policía indicó que el número de víctimas no está claro, ni tampoco el motivo del ataque. Los heridos fueron trasladados para recibir tratamiento en hospitales cercanos.

"Es natural analizar si se trata de un acto terrorista. Pero el individuo aún no ha sido interrogado", declaró Aas.

“Las noticias que hemos recibido esta noche desde Kongsberg son terroríficas”, ha señalado la primera ministra, Erna Solberg, en una conferencia de prensa. “Comprendo que mucha gente esté asustada, pero es importante enfatizar que la policía tiene el control de la situación”. La policía ha ordenado a todos sus agentes en el país de forma inmediata que porten armas. Normalmente, la policía noruega no usa armas, aunque tiene acceso a pistolas y fusiles en caso de necesitarlos.

Kongsberg es un municipio de unos 28.000 habitantes, ubicado a 84 kilómetros al sur oeste de Oslo.