Primer ministro de Noruega: "prefiero tener esperanza en el futuro climático"

Publicado el

Escocia. Mientras los líderes mundiales enfrentan uno de sus principales retos este lunes 1 de noviembre, con una nueva Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP26), que inició en Glasgow, Escocia, el primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Støre, mantiene la esperanza en el futuro del planeta debido a que "la alternativa es muy mala".

"Creo que sabemos lo que se necesita. Se necesita un compromiso continuo para reducir las emisiones", aseguró Støre a la Agencia Anadolu durante la COP26.

"Se necesita la voluntad de proteger los bosques para reducir el metano, ayudar a financiar a los países en desarrollo para que puedan hacer su transición a las energías renovables", agregó Støre, al señalar la ambición de su país de reducir las emisiones de gases.

"Venimos a esta conferencia con una voluntad y una ambición", subrayó Støre y aseguró que es posible lograr todos estos objetivos climáticos.

Según la Agencia Internacional de Energía, Noruega ocupa el puesto 13 y 8, respectivamente en el mundo, en la producción de petróleo y gas natural, lo que causa contaminación ambiental en la región ártica y deja una gran huella de carbono en el mundo.

El país deposita la mayor parte de sus ingresos por hidrocarburos en un fondo de riqueza para las generaciones futuras.

China y Rusia ausentes

A la pregunta sobre la ausencia de China y Rusia en las conversaciones climáticas, Stærere señaló: "Están aquí, pero no con los líderes. Esa es su elección. Creo que debería ser responsabilidad de todos los líderes hacer contribuciones".

"Escucharemos lo que digan y esperaremos que participen y contribuyan".

La COP26 comenzó en Glasgow con la asistencia de casi 25.000 delegados de 200 países con el fin establecer pasos concretos hacia la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta.

La cumbre se considera una fecha límite para que los países presenten planes de acción climática actualizados y más ambiciosos. Se esperan además pasos más concretos de las naciones que producen la mayor parte de las emisiones en todo el mundo, incluidos EEUU, India, China y Rusia.

Sin embargo, los presidentes ruso y chinos confirmaron que no asistirán al evento.

Como anfitrión de la cumbre, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, señaló el domingo que "si Glasgow fracasa, todos fracasamos".

Agregó que los acuerdos sobre la energía obtenida del carbón, la transición a vehículos eléctricos, el apoyo a las naciones en desarrollo y la reforestación serán cruciales en la cumbre.

(Agencia Anadolu)