Princesa Marta Luisa de Noruega y su novio chamán en la TV de Estados Unidos: “Nuestro amor puede soportar cualquier cosa”

Publicado el

La princesa Marta Luisa y el autodenominado chamán Durek Verrett siguen viviendo una historia de amor que empezó en mayo del 2019 y por la que aseguran que han luchado contra viento y marea. Claro que no podría ser de otro modo porque afirman que estaban predestinados a enamorarse. Como explicaron en una entrevista en Vanity Fair, cuando Durek Verrett tenía 14 años, su madre, una médium de origen antillano-noruega, le dijo que algún día se casaría con la princesa de Noruega. Para Marta Luisa, que siempre ha sido el verso suelto de la familia real noruega, "estar con un chamán es algo extremadamente fuera de lo normal. Es una locura”, pero está feliz.

Ambos, que han vivido los peores momentos de la pandemia separados, se han reunido de nuevo en el programa de la televisión estadounidense presentado por la periodista Tamron Hall. La princesa ha explicado que el vínculo tan especial que les une es lo que los ayudó a superar su superación estos largos meses.

La princesa y su novio también han reflexionado en el programa sobre las críticas que han recibido por su relación interracial e incluso las amenazas de muerte a las que han tenido que enfrentarse la royal y el chamán. “Entrar en su vida siendo una persona de piel oscura, una persona que representa el tono de piel melanificado, siendo un chamán, a mucha gente no le gusta la idea y muchos de los mensajes que recibiría de la gente alrededor el mundo sería, no nos querían juntos y vino de ambos lados”, ha contado Durek.

Ver video:

Tan complicado fue que la princesa le propuso dejarlo: “Ella me dijo: 'Si no quieres estar en esto, podemos irnos. Estoy bien. Esta es la vida de un miembro de la realeza. Cualquiera que entre en mi vida y mi familia, esto es lo que va a tener que soportar’, y la miré a los ojos y ella estaba llorando y le dije: ‘Pasaré por el fuego contigo. Pasaré por el hielo contigo. Pasaré por cualquier cosa que se nos arroje porque nuestro amor puede resistir cualquier cosa’, ha recordado sobre una historia que amor que quieren abrir al mundo como forma de educar y combatir el racismo en el mundo.

Ambos están usando su historia de amor para educar a otros y combatir el racismo en todo el mundo. "Se trata de educar a las personas a comprender las relaciones interraciales y cómo el miedo explica por qué el racismo y todas estas cosas continúan. Tenemosque superarlo para poder evolucionar como especie'', dijo Durek.

Sin embargo, de momento seguirán viviendo separados y Marta Luisa no se instalará en California. La princesa no quiere dejar Noruega pensando en sus hijas, Maud Angelica, de 18 años; Leah Isadora, de 16, y Emma Tallulah, de 13, que tuvo con el escritor fallecido Ari Behn. Así que seguirá a caballo entre su país y Estados Unidos.

(La Vanguardia, Tamron Hall Show)